HomeEquipamientoAlgo más que una actualización

Algo más que una actualización

Renovacion en Antena 3

¿Cómo y cuándo surge la idea de renovar el audio de los estudios?
Antena 3 TV trabajaba desde sus orígenes con audio analógico.  Si bien  es cierto que se habían realizado renovaciones de los controles de sonido, en ellas se había mantenido una gran parte del equipamiento original, como era el caso de la mayoría de los mezcladores y escuchas.  Desde hace algunos años teníamos claro que necesitábamos una actualización, pero éramos conscientes de que no sólo teníamos que cambiar los equipos por otros más modernos. Debíamos realizar un nuevo diseño que se adaptara a todas nuestras necesidades y desde el principio éramos conscientes de que esto significaría un cambio radical en la filosofía de trabajo existente.
Ha sido mucho el tiempo analizando todas las necesidades, discutiendo las diferentes opciones,… y sólo cuando han encajado todas las piezas ha sido posible poner en marcha un proyecto que hace algunos años hubiera resultado imposible hacer realidad.
¿Cuál es el concepto sobre el que giró el diseño?
Tradicionalmente, el equipamiento de audio (reproductores, mezcladores, procesadores de dinámica, multiefectos, etc.) estaba ubicado  en  los controles de sonido. Allí se procesaban y mezclaban señales que llegaban del plató o control central mediante multipares de cobre. Este era también el sistema empleado para transportar al control central la señal de programa y para interconectar por tie-lines estudios diferentes.
Cada control tenía una dotación fija de reproductores, grabadores, procesadores de dinámica, multiefectos, codificadores de RDSI, etc. En unos casos el equipamiento era insuficiente porque estábamos realizando una producción compleja y en otros no era necesario porque se estaba utilizando para un programa sencillo.
La clave del diseño actual es la centralización. Todas las fuentes y destinos de los controles de sonido llegan mediante fibras ópticas a una gran matriz y todos los reproductores de audio, los procesadores multiefectos, procesadores de dinámica, ecualizadores, codificadores RDSI, etc., están ubicados en control central, siendo posible controlarlos desde todos los estudios. Esta versatilidad nos ha permitido reducir considerablemente el número total de equipos auxiliares, ya que nunca se usaban todos simultáneamente.
Podemos utilizar cualquier control para trabajar con cualquier plató o incluso hacer que un control trabaje con varios platós simultáneamente. Cualquier fuente de sonido puede estar disponible en todos los controles a la vez.
Además, si desde cualquier estudio necesitáramos utilizar todos los codificadores RDSI para realizar un gran programa sólo necesitaríamos «enrutarlos», no siendo necesario transportarlos físicamente de un estudio a otro, ni realizar instalaciones provisionales, como ocurría hasta el momento.
¿Vais a trabajar con diferentes tipos de audio (analógico, AES/EBU, etc.)? ¿Cómo vais a realizar las conversiones?
El sistema admite y entrega audio analógico (micro o línea) y digital en sus diferentes formatos (AES-EBU, SPDIF, MADI,…), pero tal vez la mayor novedad es que podemos conectar señales de vídeo SDI o HD, pudiendo trabajar con los 4 grupos de audio embebido (16 audios) sin necesidad de embebedores ni desembebedores.
Los cofres que contienen las diferentes tarjetas de entradas y salidas se comunican con la matriz mediante fibras ópticas. A través de  ellas se transportan las señales de audio digital y las señales de control que nos permiten manejar todos los parámetros desde cualquier punto del sistema (ganancias, alimentación phantom, conversores de frecuencia de muestreo…).
Los interfaces son también los encargados de que todas las señales que circulan por el sistema sean sincrónicas y tengan una única frecuencia de muestreo, que puede llegar a ser de 96 kHz.
La filosofía es llevar los interfaces de entrada y salida lo más cerca posible de las fuentes y destinos de audio para hacerlas inmunes a las interferencias.  El caso más significativo son los cofres destinados a los platós que están montados sobre racks móviles. Esto nos permite situarlos dentro de los decorados y evitar los típicos ruidos provocados por interferencias de líneas de tensión regulada, neones, etc.
¿Cuál es la capacidad total de la matriz?
Hasta el momento hemos hablado de la matriz, pero la realidad es que se trata de 4 matrices interconectadas.
La capacidad de conmutación de cada una de ellas es de 4.096 x 4.096 que, unidas, podrían llegar a tener 16.384 entradas y 16.384 salidas.
La realidad es que no usamos toda la capacidad de conmutación. Una de las cosas que ha marcado el diseño es la seguridad. Por eso decidimos distribuir las entradas y salidas existentes entre cuatro matrices y hacer que todas las señales entraran y salieran simultáneamente por dos fibras redundantes.
Además de audio, la matriz puede enrutar y manejar señales RS-232 y 422, MIDI, DMX, relés,  ethernet, etc.
¿Hasta qué punto está redundado el sistema?

Como te decía, la seguridad ha sido uno de los factores decisivos a la hora de diseñar el proyecto. Fuentes  de alimentación, fibras ópticas… hemos buscado toda la redundancia posible.
Hemos intentado cuidar hasta el último detalle: fibras ópticas aceradas, conectores de fibra con mecanismos de protección automáticos, distintos caminos para la fibra principal y la redundante, etc.
Tal vez lo más destacable es la interconexión de las cuatro matrices. Cada una de ellas está conectada con las otras tres mediante dos fibras (seis en total).  Si un audio es enrutado desde la matriz A hasta la matriz B, el sistema enviará el audio por el camino más corto; si éste fallara, se enviaría por la fibra redundante; si también se cortara, lo enviaría de la matriz A hasta la C y de la C a la B.  En definitiva, buscaría un camino alternativo entre todos los posibles y si se rompieran todas las uniones cada una de las matrices podría trabajar individualmente.
Tal y como se han agrupado las entradas y salidas, cada una de las matrices da servicio a uno o dos estudios. Esto nos permite parar parte del sistema para realizar mantenimientos sin afectar al trabajo del resto de los estudios.
Otro de los parámetros que más valoramos a la hora de seleccionar el equipamiento es que los tiempos de recuperación del sistema fueran mínimos. Suponiendo que todos los sistemas de UPS fallaran y el conjunto se apagara por completo, una vez que recuperásemos la tensión los controles estarían disponibles en cuestión de segundos.
¿Por qué se han instalado puertos de fibra por toda Antena 3 conectados con la matriz?
Históricamente, las producciones nos han solicitado llevar micrófonos o altavoces a los puntos más insospechados de Antena 3 TV (camerinos, salón de actos, salas de espera, entrada principal, etc. ).
Hemos puesto tomas de fibras en sitios estratégicos para poder cubrir todas estas necesidades.  Dispone-mos de tres pequeños racks móviles que se conectan a estas fibras  y que el sistema reconoce de forma automática, siendo posible utilizar sus  entradas y salidas desde cualquiera de los controles.
El proyecto incluye la conexión vía MADI con las postproducciones de audio y con la matriz de Onda Cero.
Adicionalmente, el sistema nos permite utilizar toda la red de cableado estructurado para conectar un micrófono o un altavoz a la matriz desde cualquier punto de la empresa.
¿Cómo se integran los mezcladores en el sistema?
La electrónica de los mezcladores está alojada dentro de los cofres de las matrices. Cada uno de los cofres puede albergar hasta dos consolas y dimensionarlas con un mayor o menor número de DSPs, dependiendo de las necesidades de cada uno de los estudios.
El estudio más grande dispone de 4 tarjetas DSP que nos permiten trabajar aproximadamente con 128 canales (con todo tipo de procesadores) y 64 buses, funcionando a 48 kHz de frecuencia de muestreo. Esta DSP es dinámica, de tal forma que si configuramos el mezclador con menos buses, aumentaría el número de canales disponibles. Si reducimos el procesado, también aumentaría considerablemente el número de entradas. De todas formas, hemos previsto la posibilidad de ampliar la DSP si fuera necesario.
Esta electrónica se comunica con la superficie de control mediante fibra óptica. Las superficies se han dimensionado según las necesidades de cada estudio, siendo la más grande de 48 faders. En ellas podemos trabajar al «estilo analógico», ya que cada fader lleva asociados todos los controles tradicionales (ecualizaciones, envíos auxiliares, dinámicas, etc.), pero también podemos trabajar usando capas, manejando los parámetros de todos los canales desde los módulos centrales, duplicando entradas en dos faders, haciendo audio follow video, etc. En definitiva, disponemos de toda la accesibilidad de los mezcladores analógicos y toda la potencia y la versatilidad de los digitales. Sea cual sea la forma de trabajo, el operador encontrará la manera de sentirse cómodo trabajando con las consolas.
Para dotar al sistema de una mayor flexibilidad he-mos previsto dos superficies de control móviles de 8 faders. Con ellas podemos manejar desde cualquier punto de Antena 3 hasta 64 canales de entrada distribuidos en 8 capas. Nos permiten llevar toda la potencia del control de sonido allí donde sea necesario. Aumentar el número de faders de un control, instalar una mesa de monitores o montar un control en cualquier rincón de la compañía se ha convertido en algo tan sencillo como conectar una fibra óptica.
Los procesadores/compresores etc., ¿cómo están integrados en el sistema?
Existen tres posibilidades para procesar una señal: en primer lugar, utilizar las tarjetas DSP de los mezcladores de los que hemos hablado, que nos permiten utilizar ecualizadores, procesadores de dinámica, delays, etc. Para trabajos más sencillos, y sin entrar en el entorno de los mezcladores, hemos configurado las matrices con tarjetas DSP adicionales que nos permiten ecualizar, retardar, procesar dinámicas o mezclar señales, sin necesidad de asignarlas a una consola, permitiendo controlar todos los parámetros desde cualquiera de los ordenadores de la red.
Existe un tercer grupo de procesadores externos al sistema. Estos se encuentran situados en control central y se pueden manejar remotamente desde cualquier PC de la red o desde controles táctiles dedicados. Inicialmente, hemos instalado 3 equipos de 4 engines que nos permiten realizar 12 procesados simultáneos. Es posible asignar ecualizadores, delays, re-verbs, conversores stereo-5.1, masterizadores y todo tipo de dinámicas, así como una gran variedad de plug-ins de reducción de ruido, efectos espaciales, emuladores de equipos analógicos míticos, etc.
Toda esta instalación, ¿incluye las comunicaciones?. Si es así, ¿cómo se han integrado?
Históricamente, los operadores de sonido de Antena 3 también se han encargado de las comunicaciones. Éste ha sido un factor determinante a la hora de realizar el diseño.
La matriz de audio está comunicada con la matriz de intercom, controlando todos sus puertos de IFB y 4 hilos.  Actualmente, esta unión se realiza con audio analógico, pero hemos previsto puertos MADI para no salir del entorno digital cuando actualicemos la matriz de intercom.
Con tantos puntos de cruce posibles la organización es clave, ¿cómo habéis ordenado los nemónicos?
La matriz dispone de nemónicos de 16 caracteres, lo que nos permite hacer una descripción bastante detallada.
Respetando los nombres que tienen esas entradas o salidas en la matriz, es posible utilizar un segundo nivel de nemónicos para un proyecto o programa concreto en el que podemos usar identificadores como el nombre del presentador, o del invitado en lugar de usar el típico «Estudio 1 Mic 1».
¿Se ha optado por poner algún tipo de aislamiento en los controles? ¿Cómo es la posición de escucha del técnico?
Si bien se ha respetado el aislamiento existente, se ha mejorado considerablemente la acústica.  Después de estudiar cada uno de los casos, se ha elegido una solución diferente para cada control, dependiendo de los tamaños, las distribuciones y el acondicionamiento existente.
No podemos permitirnos parar los estudios para realizar las instalaciones, por lo que se ha optado por utilizar paneles acústicos prefabricados que estamos colocando sobre las estructuras existentes. Hemos combinado paneles absorbentes de distintas densidades, trampas de graves, distintos tipos de difusores y hemos cambiado las placas de techo técnico originales por otras de mejores características acústicas.
Hemos adaptado los controles para trabajar en 5.1, retrasando la posición de escucha para conseguir un mejor campo sonoro.
Como monitorado principal seleccionamos una escucha 5.1 de alta calidad que dispone de control digital.  Todas las señales llegan en formato digital a un altavoz master y la conexión con el resto se realiza mediante una red dedicada, de tal forma que los cinco altavoces restantes sólo disponen de conectores RJ-45 y cada uno de ellos tiene asignada una identificación dentro de la red. Por dicha red llegan codificadas las señales de audio y las de control. Desde un PC o un remoto conectados a la red podemos controlar todos los parámetros de cada uno de los altavoces, pudiendo almacenar diferentes presets para adaptar la escucha a todas las situaciones.
Hemos complementado el monitorado con una escucha near-field estéreo con otro «color sonoro» diferente.
También hemos intentado que desde esta posición todo sea accesible y visible, por eso hemos instalado una parte de los equipos sobre brazos móviles, hemos duplicado el monitorado de algunos PCs, hemos incluido insertadores de vúmetro sobre los monitores de vídeo, etc.
¿Las tecnologías usadas están consolidadas o se realizó algún desarrollo?
Es curioso, pero pese a ser un proyecto bastante innovador, todos los equipos que hemos adquirido llevan mucho tiempo desarrollados y trabajando sin problemas.  La novedad ha sido la forma de realizar la integración.
Algunas de las empresas que decidieron cambiar de tecnología en los comienzos del sonido digital decidieron instalar en todos los estudios un minicontrol analógico básico para cubrir las emergencias ya que el número de fallos era elevado y los tiempos de respuesta ante un reset eran bastante largos. Hemos buscado emplear equipos suficientemente probados y con una buena respuesta para que no fueran necesarias este tipo de soluciones.
¿Ha sido difícil hacer realidad el proyecto?
Evidentemente es una inversión importante, ya que estamos renovando todas las infraestructuras de audio. Teníamos claro que queríamos la mejor calidad, la más alta frecuencia de muestreo, el mayor margen dinámico, facilidad para realizar tareas de mantenimiento etc.
Desde el principio creamos un grupo de trabajo en el que participaron los departamentos afectados. Esto nos ha permitido tomar decisiones teniendo en cuenta puntos de vista muy diferentes y dejar preparado el sistema para adaptarnos a los  planes globales de digitalización de la compañía.
Estamos muy satisfechos del proyecto y, sin lugar a dudas, llegar a este resultado sólo es posible cuando se trabaja en equipo desde todos los departamentos.

Renovacion en Antena 3

La Academia de Telev
Rate This Article: