HomeInstalacionesAlgo se mueve en el audio

Algo se mueve en el audio

n01_011

Desde hace algún tiempo, la sociedad viene demandando mayor calidad en el sonido que reciben en sus televisores, sobre todo desde la aparición de los equipos domésticos de «home cinema». Muchos hogares se encuentran con una señal de vídeo de buenas condiciones pero con un audio que no llega a estar al nivel técnico de la imagen. El espectador se ha acostumbrado a un sonido envolvente en el cine y no se le están ofreciendo esos mismos estándares de calidad en la televisión. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al pasado mes de octubre, en el 75% de los hogares españoles existe ya un reproductor de DVD. Además, un 20% están equipados con pantallas planas. Estas cifras se han quedado desfasadas tras las últimas Navidades, en las que esos equipos, junto a los sistemas de «home cinema», han obtenido las mayores ventas de los últimos años.
En nuestro país se vienen realizando experiencias de emisión en alta definición (HD), con sonido Dolby Digital, desde hace poco tiempo. TV3 comenzó sus emisiones en HD el pasado 23 de abril de 2007, en formato MPEG4 H.264, emitiendo el audio en Dolby Digital. En el presente año,  Sogecable ha comenzado la emisión de contenidos en HD dentro de su plataforma Digital +.  Por su parte, Televisión Española (TVE), ha anunciado que emitirá los próximos Juegos Olímpicos de Pekín en HD a través de un canal de la TDT, también con audio multicanal Dolby Digital.
Son muchos los cambios que se avecinan en el sector Broadcast y que competen al audio. El sonido multicanal nos abre una nueva dimensión en la producción del sonido en televisión, nos introduce en la impresión espacial y en la localización horizontal de las fuentes sonoras.
En este primer número hemos visitado Antena 3 y hemos quedado gratamente sorprendidos no sólo por los equipos seleccionados para la renovación de sus instalaciones de audio, sino por el concepto de instalación que han sido capaces de desarrollar. Otras televisiones, como Canal 9 o TVG, han optado también por consolas Aurus con matrices Nexus para la renovación de sus instalaciones.
Un equipo de potencia similar se ha instalado en TV3; en la televisión catalana han optado por equipos de la marca Lawo preparadas para el trabajo en alta definición. El sistema está basado en una matriz Nova 73HD del que cuelgan 10 consolas Zirkon. Esta gama de equipos de Lawo ha estado presente en los grandes eventos audiovisuales de los últimos años como, por ejemplo, el mundial de fútbol de Alemania en 2006, donde se instalaron 13 matrices Nova 73HD para unir todos los estadios con el IBC. Otra opción por la que se han decantado TVE, ETB, o Sogecable son las consolas Vista de Studer. En próximos números de TM Broadcast haremos una revisión más profunda de estas soluciones.
Dentro de toda esta revolución, no cabe duda de que el audio multicanal abre las puertas a una nueva dimensión en la producción del sonido en televisión; nos introduce en la impresión espacial y en la localización fuentes sonoras en el espacio.

5.1 y la norma ITU-R BS. 775-2

El Dolby Digital 5.1 no es sólo un sistema de codificación de audio, sino que también introduce parámetros de control con la METADATA asociada. Admite desde 1 hasta 5.1 canales de reproducción, con una respuesta en frecuencia de 3 Hz a 20 KHz, excepto en el canal LFE, que abarca desde los 3 Hz a 120 Hz.
El problema que se plantea en las instalaciones a la hora de grabar audio en sistema multicanal 5.1 es la adecuación de los controles a la normativa existente, la ITU-R BS. 775-2. Dicha normativa nos recomienda un sistema multicanal con tres canales frontales (L, C, R), con dos canales posteriores/laterales (LS, RS), y un canal optativo para efectos de baja frecuencia (LFE).
En la figura 1, vemos que el altavoz central (C) debe estar situado en el eje del espectador. Por su parte, los dos altavoces frontales (L y R) deben estar colocados a 30º del eje cada uno, mientras que los altavoces LS y RS deben tener un ángulo de entre 100º y 120º.
Siempre hay que tener en cuenta el tamaño y la distancia a la pantalla para poder calcular el correcto posicionamiento de los altavoces. Dependiendo del tamaño de la pantalla, la distancia oscilará entre 3 y 2 veces la altura de la misma.
La recomendación ITU-R BS.775-2 también nos ofrece una orientación sobre la altura e inclinación de los altavoces.
El problema aparece en la adecuación de los actuales controles de sonido a dicha normativa cuando queremos hacer la mezcla correcta, dado que no siempre es posible disponer de las dimensiones suficientes para ello y es posible que realicemos las mezclas sin la coherencia suficiente.
Para poder solucionar estos problemas existe en el mercado un equipo que ha llamado nuestra la atención, y que habrá que estudiar en profundidad en futuros números de TM Broadcast, el Optimizer de la marca Trinnov Audio.
Este equipo ya está siendo utilizado por muchas emisoras de radio y televisión, así como estudios de música y cine para solucionar todo tipo de problemas en la posición de los altavoces y la acústica de los controles. Viene acompañado de un micrófono de medida que tiene 4 cápsulas, que nos van a dar la posición de los altavoces (distancia, elevación y ángulo).
Después se realiza una respuesta en frecuencia y curva de fase, al comparar lo que emite y lo que recibe ve la diferencia y lo compensa. Viene a tardar medio minuto por altavoz compensado, y nos introduce un delay en la señal de audio de alrededor de unos 20 – 25 milisegundos.

TXT. Rafael Herráez. Ingeniero Técnico de Telecomunicación (Col. 6046)
La TDT anticipa "la
La Academia de Telev
Rate This Article: