HomeLaboratorioATOMOS Ninja. Grabador independiente HDMI-ProRes.

ATOMOS Ninja. Grabador independiente HDMI-ProRes.

ATOMOS Ninja

Con la llegada del HD y las cámaras sin cinta, aparecieron nuevos dispositivos procedentes de distintos fabricantes, que nos permiten mejorar algunas características de nuestras cámaras. Básicamente su intención es aprovechar las conexiones de salida de los equipos para grabar en soportes diferentes, con resoluciones/calidades/codecs alternativos a los propios de cada fabricante, y que de paso nos facilitan la tarea de ingesta de brutos de rodaje en los sistemas de edición.

Estos dispositivos han demostrado ser realmente útiles, ya que aprovechan las salidas SDI HD o HDMI con que cuentan la mayoría de las cámaras de gama media/alta para grabar la mejor calidad que se puede obtener de ellas, sin los condicionantes del códec/soporte que haya podido elegir cada fabricante. Si bien cada dispositivo utiliza el códec de su elección, esto nos facilita la tarea simplemente eligiendo el más adecuado a nuestra plataforma final.
Por esta razón siguen apareciendo novedades, una de las cuales traemos hoy a nuestras páginas. “Atomos” fabrica dos dispositivos, básicamente iguales, que sólo se diferencian en su conectividad. El modelo Ninja, objeto de nuestra prueba, dispone de un conector de entrada HDMI. El otro modelo, denominado Samurai, cuenta con dos puertos SDI- SD/HD, uno de entrada y otro de salida, además de una pantalla algo mayor y de mejor resolución.
El concepto es sencillo y muy eficaz, el diseño responde a las necesidades del rodaje, y facilita el flujo de trabajo en el proceso inmediatamente posterior. El Ninja es capaz de grabar en 3 variantes, siempre del formato ProRes de Apple: ProResHQ 10 bit a 220 Mbps, ProRes422 a 150 Mbps, o ProResLT a 100 Mbps.
El corazón del sistema reside en una caja de aluminio que contiene toda la electrónica, alojamiento para el disco en uso, las baterías, y a la que se conectamos nuestra cámara. El frente está ocupado por la pantalla táctil, y en la parte trasera se alojan dos baterías, tipo Sony-DV, que funcionan secuencialmente. Cuando una se está agotando el sistema conmuta automáticamente a otra, lo que nos permite cambiarla por otra cargada, y así asegurar su funcionamiento teóricamente ilimitado. Con el equipo se suministra cargador dual y un par de baterías tipo NP-F570 capaces de alimentarlo durante unas 4,5 horas.
Los discos, en cambio, no se suministran, sólo dos carcasas para alojarlos, dejando a elección del cliente las capacidades que mejor se adaptan a sus necesidades y presupuesto. Admite discos SATA de 2,5 pulgadas y hasta 9,5 mm de altura, teniendo en cuenta que debe tener la velocidad suficiente para grabar en el modo de nuestra elección. El fabricante recomienda discos de 7200 rpm.
Como referencia de capacidad, en un disco de 500Gb se pueden almacenar aproximadamente 5 horas, 7 y media, o hasta 11 horas en función de la variante ProRes seleccionada. Evidentemente, para cada plano se puede cambiar esta selección.
También se pueden utilizar discos de estado sólido SSD, bastante más caros pero que garantizan su funcionamiento si la unidad debe funcionar en entornos sometidos a mucho movimiento o vibraciones que pudieran afectar a los discos convencionales.
Ya que los discos quedan en sus carcasas, también se suministra una unidad docking, pensada para tenerla conectada al ordenador y que los discos se puedan intercambiar con facilidad, rapidez y seguridad entre el Ninja y el sistema de edición. Ofrece puertos FireWire800, USB 2.0, USB 3.0 y eSATA. Una vez insertado el disco, éste se comporta como una unidad más, pudiéndose comenzar a editar inmediatamente. La copia previa a la edición será necesaria en función de los requisitos de seguridad del proyecto en el que estemos trabajando. Nos ofrece plena libertad para priorizar seguridad o inmediatez en cada proyecto.
En cuanto a conectividad, junto al puerto HDMI se encuentran dos tomas de monitorización de audio, entrada y salida, y otras dos de control remoto con protocolo Lan-C, también de entrada y salida.
Terminando con la descripción física, en la parte superior e inferior de la unidad central se encuentran dos roscas, para fijarlo a algún brazo o soporte. En el mismo lateral de las conexiones encontramos el hueco para el disco interno, y por el otro lado el interruptor y el desbloqueo que libera el disco.
Antes de entrar en la funcionalidad del equipo, es digno mencionar que el fabricante ha tenido en cuenta el uso y entorno en el que previsiblemente va a funcionar todo el sistema. Así, nos encontramos con un estuche rígido con acolchado interior a medida de todos los componentes que avala la supervivencia del sistema en sus desplazamientos a los rodajes más recónditos.
Puesto a funcionar, nos hemos encontrado con un producto aún joven pero muy vivo. Me explico. A nivel de hardware está perfectamente acabado. Y a nivel de software, en cuanto a fiabilidad y estabilidad, también lo está. Pero en cuanto a funcionalidades está en pleno crecimiento. Es decir, hace bastante bien todo lo que ya hace, pero le faltan algunas cosas, o le faltaban…
Cuando llegó a mis manos, tenía la versión de firmware 1.02, en la que no fui capaz de encontrar opciones para controlar el nombre de los ficheros capturados. En el momento de devolverlo, ya existía un firmware 1.04 con el que sí se podía. Mientras escribo el artículo compruebo que ya está disponible la versión 1.05, y os invito a comprobar cuál es la vigente para cuando lo estéis leyendo. Es decir, las actualizaciones incluyen auténticas mejoras, no simples parches para arreglar características que fallan.
Tiene muchas cosas buenas, que me han gustado, como el etiquetado de ficheros con criterio escena-plano-toma, la manejabilidad, la funcionalidad de las dos baterías, la docking, para conectar los discos al ordenador y el maletín rígido con interior a medida, por destacar algunas.
Otras que también me gustan, ya requieren al profesional que aporte el equilibrio y saber hacer que toda herramienta precisa. La libertad de elección de discos debe ir acompañada de un criterio riguroso de selección, para evitar montar alguno que no alcance la velocidad que después le vamos a exigir. Bueno es también que la unidad cuenta con su propia herramienta de verificación del disco montado en cada momento.
Alguna que quizá podría mejorar con los nuevos desarrollos, como el hecho de no poder tener a la vista en su pantalla simultáneamente la imagen que grabamos y los botones de control. Si bien es cierto que contamos con la posibilidad de control remoto, por lo que esto no supone una limitación de funcionamiento, como mucho de comodidad. También parece que está previsto mejorar la calidad de imagen en reproducción.
Y sólo hay una que, desde mi punto de vista personal, sería susceptible de mejora y que los clientes seguro agradecerán: la calidad de imagen de la pantalla, que sólo nos sirve como referencia de señal, pero no para evaluar contenido, ya que su resolución es inferior a la que estamos acostumbrados en las cámaras.
Su funcionamiento es tremendamente sencillo e intuitivo: graba cualquier señal que le llegue por el puerto HDMI cuando pulsamos el botón “Rec” de la pantalla, y se para cuando pulsamos “Stop”. Aquí debemos tener la precaución de configurar nuestra cámara para que por su puerto HDMI entregue imagen limpia, ya que si tiene cualquier tipo de información sobreimpresa, nuestro Ninja la registrará con toda precisión. Y debemos ser cautos, porque hay cámaras que no tienen la capacidad de dejar completamente limpia la señal HDMI.
En este sentido es de destacar el comportamiento de Tangram, el distribuidor que nos facilitó el equipo de pruebas para este ensayo: invitan a los clientes interesados a probar el Ninja con su propia cámara antes de venderlo, para evitar los problemas que podrían provenir de este tipo de limitaciones, frecuentes e irresolubles en algunos tipos de cámaras, especialmente en las reflex.
En definitiva, nos encontramos ante una excelente realización de un excelente concepto, con las ventajas e inconvenientes de estar completando su fase de asentamiento. Permite mejorar sensiblemente el resultado de nuestras actuales cámaras, y seguro satisfará y agilizará sensiblemente el flujo de trabajo de los editores de FinalCut, a quienes está específicamente dirigido.

Txt: Luis Pavía
ETIQUETAS:
TriCaster TCXD-300.
Tecnalia y la tecnol