HomeLaboratorioC100 Mark II. Calidad y coste contenido

C100 Mark II. Calidad y coste contenido

Hemos probado la actualización de la Canon C100, constatando que poco a poco nos acercamos a cámaras pensadas para creadores de contenidos, no para expertos en la tecnología que subyace. El diálogo de contenido técnico entre el director de fotografía, el editor, el iluminador, etc. cada vez más, se va desplazando al espacio de las producciones de alto presupuesto. La canon C100 Mark II es cada vez más parecida a lo que el sentido común indica. Si solo pudiera disponer de una cámara de video y el mercado para el que trabajo exige precios competitivos y acabado cuidado, esta sería mi cámara.

 

Txt: Álvaro Bernal

Llegamos a Falco Films donde nos prestaron la C100 junto a una óptica Canon “cine” 35 T 1.5 de rendimiento excepcional. Allí, que la verdad siempre están a la última, nos mostraron las primeras diferencias con respecto a la C100 Mark I y pudimos probar todo tipo de lentes. La ergonomía no ha cambiado. Sigue siendo una cámara pensada para realizadores y operadores de cámara que piensan que menos es más. Tiene un peso muy contenido, serán las ópticas las que marquen la diferencia en peso, y cómo no, la calidad de la imagen final. Lo diré mil veces, la serie C de Canon se pega a la cara como una cámara de fotos, lo que le da una estabilidad inmejorable si vamos sin trípode. Las dos primeras buenas sorpresas son el visor y la pantalla. 0.45″ 1.23 MP para el visor. A mí a priori eso no me dice nada. Otra cosa es que me quito las gafas, ajusto el corrector de miopía, ajusto el peaking en rojo con poca intensidad (no conviene subirlo mucho o “rasparemos” el foco por exceso de confianza) y entonces digo, “ahora sí”. Hablando en castellano: siempre habrá visores mejores y mucho más caros, pero este no representa ningún problema para el trabajo diario, ni siquiera con poca luz. El anterior, el de la C100 Mark I iba un poco justo y aún así te podías defender. El protector ocular más grande también evita la entrada de luz parasitaria.

 

canon_c100_mark_ii_right

 

La pantalla mantiene sus dimensiones: 8,8 cm de diagonal. 1.23MP OLED. Nuevamente cifras. Se ve realmente bien, y lo mejor, es articulada en todas las direcciones. Sí, también en modo “selfie”. Lo que me pregunto es cuándo los fabricantes van a poner en cámaras de este tamaño pantallas más grandes manteniendo la calidad (la Blackmagic Ursa es otro concepto). Resulta delirante que muchos smartphones estén en 5 o más pulgadas y resoluciones muy válidas. Cómo incluir esas pantallas en cuerpos de reducidas dimensiones es su reto. El siguiente es cómo mostrar en los smartphones el contenido con gran calidad y sin cortes. De momento, la experiencia “WIFI” con una cámara de video no es satisfactoria. Lo será sin duda, simplemente es que somos muy impacientes. Un detalle muy útil es que en la propia pantalla de la C100 Mark II tenemos botones de menú y joystick. Comodísimo para cambiar parámetros si la cámara está en trípode y visionamos lo grabado. Igualmente tenemos un joystik al lado del botón de “rec” con el que cambiar cualquier parámetro de grabación sin despegar ni el ojo del visor ni el dedo de “rec” de sus posiciones naturales.

 

Continuando con la ergonomía, seguimos pensando que en el diseño de este cuerpo ha participado gente que se dedica a grabar. Otras veces parece que son ingenieros ajenos totalmente al tema. 17 accesos rápidos a todas las funciones fundamentales, botones bien situados y con tamaño suficiente, incluso con unos guantes finos, pero como digo, desde el joystick se maneja todo muy rápido. Los filtros ND (cuatro cristales de cero, dos, cuatro y seis stops) están perfectamente a mano. El iris está donde solo puede estar si trabajas con lentes automáticas, justo encima del botón de “rec”, no necesitas separar un dedo. Es perfectamente posible ajustar iris y foco sin perder un ápice de estabilidad.

 

Contamos con la misma asa con conectores XLR y los controles manuales habituales, también un micro estéreo en el frontal del asa, pero ahora además disponemos de un  micro interno fuera del asa, situado en el cuerpo, lo que es muy útil si  queremos un audio de referencia y aligerar la cámara.

 

canon_c100_mark_ii_bcr

 

Bien, y llegamos al tema del sensor, codecs, curvas…

Sensor de 8,3 MP, tamaño Super 35 CMOS y señal HD. Ok, ¿y qué rendimiento da? ¿Alguna mejora reseñable? Pues sí, el nuevo procesador DIGIC 4 DV reduce el muaré y el aliasing de forma evidente. En este momento podemos decir que ya no tendremos que estar pendientes de estos dos problemas. Del sensor decir dos cosas por evidentes que parezcan. Una, no se ha incluido grabación 4K por ningún puerto externo, no es la pretensión de la cámara. Si es esa tu necesidad, es evidente que no es tu cámara. El mercado del 4k es difuso, por una lado la oferta de cámaras con 4k ya llega incluso a las minicámaras tipo Go-Pro o Action Cam, pero entre una buena parte de los profesionales no tenemos peticiones de grabación en 4K en lo que es el grueso, reportajes, entrevistas, corporativos, eventos, conciertos, etc. La demanda actual es de estética cine, equipo ligero, costes ligeros y respuesta con poca luz, (casi siempre hay poca luz, casi siempre). El 4K queda en los trabajos de grandes pretensiones y en especial en aquellos que se prolongarán en el tiempo, como es el caso de cine, documental con presupuesto o imágenes de stock. Se está dando la paradoja de que en drones sí se graba en 4K, casi siempre son secuencias cortas y aunque el proyecto final salga en HD, esos planos generales de gran resolución aportan mucho a un coste contenido. Y dos, si vienes del mundo 5D Mark II y III y estas cámaras te pillan de nuevas, deberás conocer que el factor de recorte con lentes EF de 35 es de 1,5 (aprox. Canon indica 1,53). Una vez más explicamos que no es ni bueno ni malo. Cuando mezclamos formatos diferentes tenemos que conocer el resultado que obtendremos. Con esta C100 y un 24-105mm f4 tenemos la cobertura de un 37-160mm, casi siempre de agradecer salvo que seas de los que piensas que no hay nada mejor que emplear una focal de 21mm real, para meter en plano una mesa de de cuatro personas en una habituación pequeña, y poder disfrutar de la atrapadora estética de que las personas situadas a los lados estén deformadas y las más próximas a la cámara parezcan gigantes. Dicho esto, cuando tengas la oportunidad, prueba esta C100 Mark II y un objetivo Canon descentrable de 17mm (cobertura real de unos 26mm) y comprobarás como las cosas cambian para mejor.

 

El ISO va de 320 a 102.400.  Siento ser así pero es que estás cosas no me dicen nada. Lo que hago es ir subiendo el ISO manteniendo el mismo diafragma para no confundir la definición, (no es lo mismo un objetivo 50 a f 1,4 que el mismo a f 5,6), empleando los filtros, y buscando diferentes situaciones de contraste y cantidad de luz. En general lo peor de una cámara sale con poca luz y bajo contraste. Basta que en una habitación con poca luz añadamos un pequeño punto de luz con un LED básico para que la percepción sea totalmente distinta. Estos detalles marcan la diferencia cuando no hay apenas presupuesto.

 

panasonic_ptrz570_handle

 

Los codecs (malditos…) AVCHD hasta 28 Mbps y MP4 hasta 35 Mbps. En ambos casos 50 p o 60p si cambias a modo NTCS, (puede ser útil si quieres el máximo número de cuadros para ralentizar). En una tarjeta SD de 32 gigas tendrás dos horas de material. El tema de los codecs es agotador. Echa un vistazo a buenos videos hechos con esta cámara y estos codecs y si te gustan pregúntate qué no estás haciendo para lograr ese resultado. Todos emplean Canon Log Gamma y Wide Dynamic Range y todos están cuidados de encuadre, luces directas e indirectas, etc. Si queremos algo más del códec 4:2:2 lo tienes a través del puerto HDMI y un grabador externo. El Atomos Ninja Star es un cacharro más encima pero los hay verdaderamente útiles. 500 euros a abril de 2015 te separan de un 4:2:2 deslumbrante. En esos 500 euros tienen un grabador y tarjetas para 80 minutos, que también es reproductor, y solo llevarás 250 gramos de más. Para concluir este tema, insistir en la idea de grabar en el mejor códec, MP4 a 35 y emplear la curva LOG y rango dinámico extendido. Pocas veces encontrarás situaciones donde no operar así. Con una cámara como esta hay que sacar siempre lo mejor de ella, con independencia del tipo de trabajo que sea. Defínete como profesional y aporta a tus clientes siempre lo mejor. Cuesta lo mismo y tú subes tu valor en el mercado.

 

Otro aspecto a destacar es el autoenfoque. Sorprendente. Sí, a los de la vieja guardia os incomoda que la tecnología haga las cosas más fáciles y os aferráis a cuando no funciona exactamente como vosotros querríais. He escuchado que emplear el autofoco no es profesional… Bien, si estás de vuelta de esas cosas te cuento cómo va. El sistema Dual Pixel se configura una vez en el menú, le asignas al botón al lado del “rec” su función y sencillamente actúa si pulsas, deja de hacerlo si pulsas otra vez. Cubre el área central del visor, un 20 % más o menos. Si ves remarcada esa área, el autofoco está trabajando. Lo hace con tal suavidad que siempre que lo muestro, trabaja mejor que lo que logra quien creo que enfoca rápido pero de forma elegante, sin tirones. Cuando quieres, vuelves a pulsar y deja de actuar. En todo momento puedes actuar sobre el foco de tu lente, por supuesto. ¿Inconvenientes? Pues que creo que se debería personalizar tanto el tamaño del área donde actúa como poder mover esa área por la pantalla. No tengo ninguna duda de que pronto las cámaras llevarán un asistente de foco por pulsación en el área a enfocar, como ya hace tiempo que hacen las cámaras de consumo y los teléfonos, pero lo harán con la precisión que muestra ahora la C100.

 

Y finalmente unas palabras sobre lentes y la C100 Mark II. Soy de los que pienso que beneficia encontrar un equilibrio. Si siempre vamos a buscar la máxima calidad en lente y códec, tu opción es la C300. Con las lentes Prime el resultado es excelente, pero creo que esta C100 funciona de forma coherente y económica con la serie L de foto o incluso la serie intermedia. Tienes las focales fijas de gama media, como el 35mm que cubre el campo de más o menos un 50mm en f2 y estabilizado, o el 100mm macro también estabilizado, que se convierte en 135mm y que te permite una estética impresionante en planos generales de personas. Con un 24 – 105mm tendrás como comentábamos 37 – 160mm, un todo terreno para olvidarte de cambiar lentes. Creo que esta versión Mark II de la C100 es un claro ejemplo de producción de calidad con costes contenidos.

BlackMagic estuvo pr
Señales de producci
Rate This Article: