HomeEn portadaCadena SER. El futuro visual de la radio del Grupo Prisa

Cadena SER. El futuro visual de la radio del Grupo Prisa

La Cadena SER es una de las radios privadas con más presencia en nuestro país. A través de una entrevista exclusiva con Augusto Molina les brindamos la posibilidad de descubrir cuál es el estado actual de la infraestructura técnica de la radio del Grupo Prisa.

Igualmente, también podrán entender los planes de futuro de la Cadena SER y su especial acercamiento al mundo visual. Este elemento, cada vez más presente en la radio, definirá el futuro de la cadena. De hecho, el Grupo ya está dando pasos agigantados para ser pionera en la creación de un entramado para la producción de vídeo en medios que, tradicionalmente, nada han tenido que ver con esta tecnología.

 

Contribución

Al respecto de las cadenas musicales que pertenecen a la SER, se hacen contribuciones excepcionales, es decir, se producen conciertos o se insertan turnos radiofónicos desde otras emisoras del grupo. En ese caso se realiza la contribución a través de conexiones fijas o a través de una llamada por IP.

En el caso de SER, la cadena principal, se necesita mucha más flexibilidad. Tenemos un canal de contribución en el que hay una conexión permanente entre la cabecera y sus dependientes. Lo hacemos sobre un modelo conocido como “aguas arriba”. Esta condición quiere decir que las estaciones regionales, provinciales, autonómicas, etc., todas ellas, contribuyen hacia arriba, hacia la nacional. Gracias a ello podemos enviar contenidos y recibir información desde arriba. Mensajes que fluyen en paralelo al canal de distribución por donde va el programa que se está generando entero.

Lo que no podemos hacer es devolver la señal. En IP, si quieres calidad, siempre aparecen los delays. Como se da esta particularidad, evitamos devolver esa señal para no volver loco al contribuyente, evitando así los famosos retornos. En su lugar, se hace en un modo aislado para que el periodista o locutor oiga las voces desde arriba, pero se evita que se oiga a sí mismo.

La red de IP fue integrada por Telefónica y está compuesta de codificadores Prontonet de Prodys. La implantación del IP en la radio, pese a que el vídeo IP se esté empezando a implementar ahora en la televisión, tiene ya muchos años. Nosotros trabajamos con Telefónica de forma pionera en la implantación de estos formatos de contribución. Esta transformación nos permitió avanzar muchísimo en las calidades. La calidad G722, con hasta 7 KHz de ancho de banda que obteníamos cuando teníamos a alguien interviniendo por esta nueva línea IP era una maravilla. Antes contribuíamos a través de líneas microfónicas. Teníamos las normales que nos daban 3,3 KHz de ancho de banda y las musicales. Pero es que las musicales eran circuitos fijos que teníamos desplegar y gestionar nosotros mismos, con el esfuerzo que eso supone. Antes del IP, teníamos esas redes. Eran analógicas y nos permitían un ancho de banda de 15 KHz. No obstante no eran IP, eran punto a punto fijas.

 

Producción radiofónica

Actualmente tenemos estudios en todas las emisoras. Anteriormente, solo los teníamos en los lugares en los que se hacían los programas. Por otro lado, los programas musicales se generan en Madrid.

Nosotros trabajamos con el sistema de producción de audio digital de Dalet. Estamos en proceso de implantación de la versión Galaxy. Esa es la máquina principal de grabación y reproducción de sonidos. Ya no tenemos magnetofones, ni cartucheros, ni giradiscos, ni nada de eso, obviamente. Aunque mantenemos alguno de ellos en algún estudio porque siempre hay algo que hay que necesitamos rescatar.

Al respecto de la mezcla, es decir, las consolas de estudio, tenemos de todo. Incluso algunos ejemplares muy antiguos que siguen funcionando en determinadas emisoras. Nuestro plan es ir sustituyendo poco a poco este equipamiento a medida que vaya siendo necesario.

En el 2002 comenzamos una renovación de centros de producción importantes: Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Madrid, etc. En aquel entonces empezamos a montar una consola que nos ha resultado muy buena. Es la DHD, que la distribuye ASPA. Estas son las que más entidad tienen en toda nuestra infraestructura. A nosotros nos ha dado muy buen resultado y ha cobrado una gran entidad en el grupo. Pero también tenemos consolas AEQ, Airlabs, etc. Dependiendo del uso que se vaya a hacer en un estudio en concreto ponemos un tipo de consola u otro.

Al respecto de microfonía disponemos de muchos tipos, pero podríamos decir que tenemos un estándar para uso en estudios. Se trata del Sennheiser 441. Llevamos usándolo muchísimos años. El sonido que produce se ha convertido en una característica nuestra. En las aplicaciones más específicas, ya sean cuñas, podcast, etc., usamos micros de condensador Neuman, Rode, Microtech, Shure, AudioTechnica, etc. Disponemos de esta variedad porque no es lo mismo un micrófono principal en un estudio que el que lleva un reportero. Así nos adaptamos a todas las situaciones posibles.

Al respecto del monitorado en los estudios, en su momento se prescindió del amplificador y de los bafles pasivos y ahora ya todos son altavoces activos.

 

Producción de vídeo

Asociada a toda la producción de contenidos radiofónicos, tenemos la producción de vídeo, división que se encuentra en pleno crecimiento. Actualmente, estamos dotando a todos los estudios de estas capacidades porque generamos streamings de vídeo en las emisoras nacionales y regionales.

Nos adaptamos a esta tendencia aprovechando al máximo el material del que disponíamos para tratar de abaratar costes. En el primer momento, montamos cámaras en SD y en 4:3, lógicamente hemos ido evolucionando desde entonces. Tenemos mezcladores Tricaster de NewTek, Broadcast Pix, otros basados en software, etc.

Actualmente, en el Grupo Prisa ha emprendido un proceso para crear una nueva división que se conocerá como Prisa Vídeo. Sus acciones tomarán partido en las tres unidades de noticias del Grupo, es decir Prisa Media. Ellas son Cadena SER, El País y AS. Sus objetivos son tratar de aprovechar todas las sinergias que se han creado hasta ahora entre los tres miembros del Grupo y generar infraestructuras de equipamiento de producción.

El primer gran paso que vamos a dar en este apartado se producirá en el próximo Mundial de Catar de 2022. Vamos a hacer un programa en vídeo del evento donde los tres miembros media del Grupo colaboraremos para realizar aportaciones desde Madrid y desde Catar. Se desplegarán cámaras, iluminación, grafismos, titulación, etc. Por lo tanto, vamos a renovar mucho equipamiento. Nos encontramos ahora en el proceso de ver cómo lo vamos a desarrollar. De momento el plan es crear una unidad de vídeo en Cadena SER, en El País y en AS. Deben funcionar en consonancia y colaboración, ya sea intercambiando recursos técnicos o humanos. Queremos contratar personal y estamos ahora decidiendo entre adquirir soluciones basadas en software o en hardware.

 

Distribución

Nuestra forma de trabajar la distribución es simple. Tenemos dos uplinks a satélite propios. Antiguamente, mandábamos la señal a Telefónica y esta la remitía al satélite. Hoy en Madrid subimos ocho programas y en Cataluña dos. Esa señal se recibe en las emisoras. También existe una infraestructura terrestre disponible para la distribución, pero lo cierto es que preferimos el satélite. La razón es que tiene una calidad muy buena, proporciona alta fidelidad y nos permite enviar señales para nuestras desconexiones de publicidad local.

Especificaré con un ejemplo esta última particularidad. Nosotros estamos haciendo El larguero, por ejemplo. En el programa hay una desconexión de publicidad. Cada emisora tiene que meter su propia publicidad, por lo tanto. Esta distribución por satélite nos permite enviar la señal, cada emisora tiene ciertos equipos que se asocian con los Dalet —quienes ya disponen de estas inserciones publicitarias— y sustituyen la emisión nacional de la cadena por la publicidad específica de esa emisora.

 

 

Los efectos de la pandemia

Antes de que llegara la pandemia había ya profesionales que hacían contribuciones desde el exterior, pero la infraestructura que teníamos preparada para este cometido estaba pensada para una pequeña escala. Tuvimos que ponernos las pilas en muy poco tiempo y adquirir, preparar y enviar equipos a todo el mundo, así como desplegar los medios necesarios para recibir todas esas señales. Lo conseguimos hacer de una forma muy digna. Lógicamente, había puestos profesionales que no se podían telegestionar. Muchos perfiles técnicos de responsabilidad tuvimos que trabajar presencialmente.

Adquirimos un parque muy amplio de equipos RDSI e IP de las marcas AEQ y Prodys. En ese momento, nos hicimos con muchas unidades de Prodys Quantum Lite y Talent de AEQ. Esos equipos siguen usándose aunque la gente ya ha vuelto a la oficina. Lo cierto es que, aunque se haya vuelto al lugar de trabajo, sigue habiendo mucha gente que contribuye desde su casa, tal y como hacía anteriormente. En aquellos tiempos, contribuían con RDSI, pero ahora Telefónica está cambiando la tecnología y ya no pueden contribuir por esta vía. Para hacer frente a este cambio hemos ido actualizando esta infraestructura a equipos IP.

 

El DAB en España

El DAB está condicionado por cuestiones políticas. Si desde las autoridades españolas y europeas se incentivara la creación de esta forma de distribución, no nos quedaría más remedio que realizarla. Sin embargo, no ha existido esa intención. Nosotros emitimos en DAB, por ley estamos obligados a tenerlo. Pero es casi una emisión testimonial.

Por otro lado, el DAB en España no ha crecido tampoco a nivel comercial, lo que significa que, a día de hoy, no se puede escuchar en todos los sitios. Además, técnicamente, de aquellas coberturas teóricas que el DAB parecía proporcionar, no ha quedado ni rastro. Se suponía que era muy robusto y que se podía escuchar en cualquier sitio. La realidad ha demostrado que no es así. Si queremos alcanzar esa promesa necesitaríamos aumentar mucho el número de transmisores, así como la potencia. Para más inri, la tecnología ha avanzado más que la industria. Esto significa que a medida que se desarrollaban equipos, se iban quedando obsoletos.

 

Medios digitales

No hay una competencia entre medios. De hecho, todo tiene cabida. La radio tiene su espacio e Internet lo tiene también. Son mercados diferentes.

A nivel técnico, se ha hablado últimamente de la radio híbrida. Esto significa que puedes escuchar la radio aérea y vía streaming con una conmutación automática entre los dos canales por si fallaran. Veremos a qué punto llega eso.

En la Cadena SER generamos nuestro propio streaming. Por supuesto, este canal tiene algunas ventajas, como la más obvia, en detrimento del FM, la cadena ser emitida en Madrid se puede escuchar en Suecia. También te ofrece la capacidad de fragmentar la audiencia a través de canales dedicados. Otro mercado donde estamos haciendo muchas acciones es precisamente el de los podcast. Tenemos tantos como gustos hay. Aparte de los programas de radio que subimos integrales o divididos, también creamos contenidos que se producen solo para ese canal.

Para realizar nuestro streaming, codificamos las señales, las enviamos al proveedor de servicios de Internet y las distribuimos a través de canales y medios diversos, siempre dependiendo del dispositivo desde el que lo escuches, porque los formatos y las cualidades de la emisión digital cambian. Además de las nacionales, también se exponen las producciones locales. Finalmente, también se distribuyen en directo programas a la carta que solo se emiten en los canales digitales.

 

Convergencia entre radio y televisión

Seguramente la radio —con la inserción de la radio visual— y la televisión —con el aperturismo a emitir contenido de “menor calidad” que ha propiciado la pandemia— llegarán a fusionarse en un futuro. Esto se debe a que el precio de los equipos de alta calidad ha descendido mucho. En el pasado, la cámara de TVE era inaccesible para otras televisiones, no digamos las radios. Ahora hay equipamiento para todos.

Para nosotros ya no dependen tanto de la calidad de la tecnología, sino de la calidad de los operadores. En la Cadena SER no tenemos especialistas en vídeo, tenemos especialistas en radio. Hasta hace poco, los propios técnicos de sonido o productores eran los que se encargaban de la producción de vídeo. Hoy ya contamos con algunos perfiles especializados, pero ni mucho menos los mismos que podrían tener en RTVE.

No obstante es cierto que existen soluciones “inteligentes” que pueden llegar a suplir esta carencia, pero de momento nada tienen que ver con el toque humano que ofrece un profesional. Eso puede funcionar cuando se hace una radiofórmula y tienes solo un invitado o un colaborador. Pero cuando tienes una mesa de debate poblada de personas hablando, incluso simultáneamente, estas soluciones no funcionan.

 

La nube en la radio

La nube para nosotros es un apoyo. La usamos ahora para transportar contenidos internamente, almacenar contenidos —aunque tenga sus inconvenientes y sus costes— y, lógicamente también para llegar a los oyentes. La nube va a jugar un papel cada vez mayor.

En el apartado de producción, en el momento en el que existan contribuciones que lleguen por este medio tendremos que darles cabida. Pero a priori nuestros planes solo pasan para usarla para el transporte, la distribución y el almacenamiento.

ETIQUETAS:
El COI otorga a la E
Jordi Costa de Entro