HomeLaboratorioCanon XA20, pequeña y matona

Canon XA20, pequeña y matona

Canon XA20

Probamos la Canon XA20, una video cámara profesional de pequeño tamaño con muchos argumentos. A día de hoy, nadie duda que cada cámara tiene un mercado y unas posibilidades. Quedó atrás la idea de una cámara para todo. Hoy manda el sentido común y el presupuesto. La canon XA20 es una cámara Full HD con posibilidad de grabar 50 campos progresivos y todas las funciones que se esperan en el trabajo profesional. Con el 4K sonando en todas las puertas, es momento de comentar qué producciones requieren qué tipo de cámaras y no caer en el error de lo último por lo último.

4K sencillamente es 4 veces HD. A priori impresionante. La pregunta es dónde se va a ver el material que grabes  y edites. Mucho de lo que grabamos tendrá como destino la web, que cada vez se ve más en pantallas pequeñas, tablets y smartphones, y si vendes tus contenidos a canales de TV o cubres entrevistas o ruedas de prensa, se verán en televisiones. Con ese destino y al precio que se está pagando nuestro trabajo lo razonable es una cámara HD. No estamos en una situación comparable a cuando ya se emitía en HD y aún teníamos equipos SD. Entonces el material SD sí se veía mal en un plasma de 42 pulgadas. HD y 4K van a convivir  bastantes años, al menos en términos tecnológicos. 4K tiene sentido allí donde el coste más relevante sea lo que hay delante de la cámara. No tiene sentido grabar un súper documental con la pretensión de que sea vendido por todo el mundo durante años y grabarlo en HD. Aquí tenemos que apostar por la calidad máxima. Como tampoco tiene sentido grabar en 4K un casting que se subirá a la web para la valoración final. Por eso esta cámara ha sido una grata sorpresa. En un kilo y medio de peso y en algo menos de 2.000 euros IVA incluido, tenemos una cámara sólida con prestaciones muy profesionales. Incluso en ese precio he recibido presupuestos en la que se incluye batería extra de alta capacidad y cargador externo. Ahora la pregunta es si puedo abordar todos los típicos trabajos ENG que se suelen hacer con cámaras de hombro o semi hombro. La respuesta es Sí.

La cámara tiene un sensor de un tercio. Hace tiempo que eso dice poco. Para haceros una idea hemos trabajado con una Sony EX1 para la prueba. Rinden igual con poca luz. La Sony es una cámara muy solvente en entornos con poca luz. La ganancia puede ir hasta 24 dbs pero igualmente eso no dice nada. A mí me pareció aceptable el resultado hasta 21 dbs. Lo que ocurre es que esos dbs en entornos con poca luz y poco contraste se ven peor que si hay puntos de luz acusados. Este hecho lo vemos en todas las cámaras, DSLR incluidas. Con las grabaciones con poca luz en los últimos años estamos confundidos porque lo primero que se nos viene a la cabeza es la luz que recoge una Canon 5D con un objetivo fijo 50 F1.4. No hay cámara de video que resista esa comparativa si no se  matiza. Y el matiz no es otro que es sencillamente imposible grabar un reportaje ENG con esa cámara y esa lente. La comparación no tiene sentido entonces. Hoy lo que planteamos en reportajes y productos similares es qué grabamos con cámara de video y qué grabamos con DSLR. Si por ejemplo estoy haciendo un reportaje de un profesor de tenis, es probable que las entrevistas se las hagamos con la DSLR y el seguimiento, por ejemplo dando clase, con cámara de video. Por eso que una buena cámara de video esté por debajo de 2.000 euros permite pensar en tener otra DSLR para compaginar.

Lo más llamativo es que puede grabar incluso en 35 megabits a 50 progresivo, lente zoom X20 partiendo de un 29 con el estabilizador más capaz activado, buena respuesta con poca luz, tarjetas SD de precio económico, audio XLR y peso contenido. Esto significa poder llevar todo sin tener que facturar en un avión por ejemplo. Dado su peso y dimensiones, un trípode de calidad será muy portable y estará perfectamente en unos 600 euros. En el momento en el que estamos todo importa.

Formatos

Empecemos por los formatos que maneja. AVCHD en varios sabores. 5, 17, 24 y 28 megabits. Eso supone que en una SD clase 10 de 32 gigas y unos 25 euros podemos grabar 12, 4, 3 y 2,5 horas. SI elegimos el formato MP4 podemos grabar a 3, 4, 17, 24 y 35 megabits, 23, 17, 4, 3 y 2 horas de video. Salvo que tengas problemas de almacenamiento mi recomendación es trabajar en la máxima calidad, AVCH 28 a 50p o MP4 35 a 50p. Pero si haces un uso para visionado, imagina, castings, grabar clases para revisar el trabajo de alumnos, análisis de grupos, etc. los formatos más ligeros tienen sentido. En el momento en el que escribo el precio de las tarjetas SD y su capacidad permiten pensar en que tal vez merezca la pena guardar los brutos en las propias tarjetas y que queden como archivo como hacíamos hace años con las cintas. Hace cinco años una cinta de una hora mini DV profesional costaba 12 euros. Sin duda que las de consumo, las que utilizábamos casi todos, costaba 4 euros. Tal vez parezca muy caro si lo comparamos con el coste por giga de un disco duro externo. Hace años tenía sentido no reutilizar cintas de trabajos serios y bien pagados. Era un sistema de archivo barato en términos absolutos. Entiendo que en ciertos trabajos ya merezca la pena guardar tarjetas.

n63_12

 

La lente

Bien, ya tenemos una lente con suficiente tele que mantiene una abertura de 2,8. En lentes X20 lo normal es que caiga a 3,5. En muchos trabajos ENG, ruedas de prensa, trabajos en teatros, grabación de deportes, las lentes de 14X se nos quedan cortas. La lente parte de un angular de unos 27mm y si activamos el estabilizador de imagen más potente nos quedamos con un 29mm. Básicamente con esta función la cámara hace un recorte del sensor para tener margen en la estabilización avanzada, similar a los que hace un software de estabilización. Me ha parecido un estabilizador muy competente. Hay que entender cómo funciona y darse cuenta que con el tele a 20 tenemos una imagen sorprendentemente estable, pero que en esa posición, movimientos bruscos harán que ya no sepamos dénde estamos. Es coherente quitar algo de zoom antes de mover la cámara y una vez localizado el siguiente punto de interés hacer zoom de nuevo. Me ha parecido estupenda en angular y caminando, simplemente tratando de no dar pasos bruscos la sensación de estabilidad es perfecta. Creo que no se trata de simular un steady cam, creo que el sentido es que si seguimos a alguien andando, la trepidación de la imagen no sea molesta para el espectador. Grabando desde coche, por ejemplo, el efecto es muy agradable. Creo que Sony es puntera en estabilización pero ahora Canon se coloca en muy buen lugar.

En cuanto al foco y auto foco podemos decir que es rápido, donde peor trabaja es en la máxima posición de tele si la escena no tiene contraste suficiente. Si es así corresponde poner el foco en manual y usar el anillo de la óptica. Al ser electrónico no es tan fácil como en una lente convencional, pero nuevamente tenemos que elegir entre precio y peso o este tipo de lentes. Realmente pocas veces se vuelve loco el autofoco, nada que no pase en cámaras de foto profesionales o en cámaras de video de sensores más grandes. Se trata de entender nuestras herramientas y adelantarnos a sus limitaciones. En situaciones así lo mejor es que el zoom no se mueva a la máxima velocidad e ir facilitando a la cámara el enfoque. Muy agradable es el enfoque haciendo “clic” en la pantalla táctil. La mayor parte de las veces funciona francamente bien. Hay varios modos, uno directo: donde toques, ahí enfoca. Otro es dentro de un menú específico. Creo que el primero es perfecto en la mayoría de las ocasiones y que emplea el mismo sistema que el de reconocimiento de caras. Otra función que me ha encantado es la que permite fijar un punto de enfoque, una distancia y volver a ella cuando se desea. Algo de lo que se podía hacer con las Sony EX1. Creo que los fabricantes podrían incluir muchas prestaciones derivadas de la electrónica de las cámaras. Creo que están muy pendientes de no incluir ciertas mejoras y no cerrar la puerta a otros productos. Ellos dirán si es algo bueno o no para sus cuentas de resultados. Pero resulta frustrante que no incluyan, por ejemplo, time lapse en cámara, o superposición de fotogramas. Eso supone llevar una cámara de fotos específicamente. En mi antigua EX1 era una prestación incluida y muy útil, con independencia de que veamos time lapses sensacionales de fotos de muchos megas. Hay muchísimas situaciones en las que la cámara de video podría hacer ese trabajo, con el añadido de que ya queda montado en cámara.

Modos de trabajo

La cámara puede funcionar en modo manual, manejamos velocidad de obturación, diafragma y ganancia individualmente o en modos de fotográficos. “P” la cámara ajusta la combinación de velocidad y apertura, o “TV y AV”, en la que fijamos apertura o velocidad y la cámara ajusta el otro parámetro. En todos ellos la ganancia empieza a trabajar cuando la luz es insuficiente o podemos dejarla bloqueada en algún valor. He comprobado que en modo prioridad de obturación, dejando ésta en 50, es muy cómodo trabajar. La cámara ajusta el diafragma y cuando lo deseamos con un botón próximo a la lente bloqueamos o liberamos la exposición automática. Al lado de ese botón tenemos un dial con el que podemos ajustar si lo deseamos compensación de la exposición, algo muy útil. Por ejemplo hacer pequeñas correcciones si cambiamos el plano que estamos grabando. Otras veces lo coherente será trabajar en modo “M”, manual, y mediante este botón y dial modificar a conveniencia velocidad, iris y ganancia. Lo que ocurre en todas estas cámaras con prestaciones profesionales y tamaño reducido es que los fabricantes dejan pocos controles directos por botón y hay que recurrir al menú. A este se accede desde la pantalla táctil y en dos toques estamos en la función deseada, por ejemplo los muchos balances de blanco que tiene además del personalizado. Hay personas que se sienten confusos con estas cámaras y aunque los fabricantes deberían escucharnos a los usuarios ya que en ocasiones las disposiciones de mandos solo responden a un desconocimiento de la profesión, lo cierto es que con lo que cuesta la cámara y lo que ofrece, reaprender algunas cosas no creo que sea el principal problema.

n63_13

 

Audio

Todo lo que podemos esperar en una cámara profesional básica. Micro interno con control manual si se desea y limitador. Asa externa, pero muy sólida una vez instalada con conexión para dos micros con conexión XLR. Control de ganancia, volumen de partida, limitadores, anti viento, etc. Muy completa. Podemos si queremos coger ambiente en el canal 2 con el micro interno de la cámara y uno directo desde el conector XLR1. El control de volumen de cascos es desde la pantalla táctil, lo que para algunos será nuevamente frustrante. Pero siendo realistas, en un evento o rueda de prensa no es un control que estemos tocando todo el rato. La señal de cada canal sí que tiene sus correspondientes ruedas para controlar, y como no, indicador de nivel en pantalla.

Ergonomía y configuración

Lo primero que comentaré será sobre la pantalla y el visor. La pantalla táctil tiene una excelente resolución, permite ver bien lo que encuadramos y lo que está en foco. Contamos con el conocido resalte y peaking para saber cuándo estamos en foco. Podemos mostrar los indicadores que queramos, líneas guía o nada si tenemos clara la configuración de parámetros y queremos una visión limpia. Como pantalla táctil no me ha parecido de las mejores, pero cuando se trata de hacer clic en ella para lograr un punto de foco el resultado es rápido. Como en todas las pantallas, con mucha luz, en la calle en horas centrales por ejemplo, es difícil ver y es ahí donde debemos usar el visor. Tiene la posibilidad de orientarlo unos 45 grados y se ve razonablemente bien, no es grande pero sí nítido, nada que ver con visores de generaciones anteriores, es perfectamente utilizable. La ergonomía en sí misma es difícil de valorar porque cuando damos uso profesional a cámaras de estas dimensiones surgen dudas, no es fácil que los controles tradicionales estén donde están en cámaras más grandes pero a cambio podemos usarlas donde es impensable emplear las otras. Como pesa poco y el estabilizador trabaja bien, entrevistas de un par de minutos con la cámara en la mano no serán un problema, pero aún así he empleado uno de esos soportes de hombro y aunque el peso sigue estado delante, la estabilidad y comodidad mejora mucho. Son accesorios ya muy económicos. Otra cosa es la disposición de los cinco botones personalizables y la rueda o dial cerca de la lente. Éste último está mejor planteado en Sony, el propio dial funciona de botón y no hay que separar las manos de la cámara. Los botones personalizables de la Canon XA20 son muy pequeños y no es fácil activarlos. Para colmo no han pensado en el uso con la pantalla cerrada y el visor, muy frecuente a plena luz del día siguiendo objetos o personas en movimientos. Operando de esta forma se obtiene mucha estabilidad al afirmar el visor a la cara pero resulta imposible acceder a los botones sin perder estabilidad. Es de sentido común pensar que grabando de esa forma haya que compensar la exposición o tocar el foco. Ninguno de los botones personalizables están pensados para ello.

Los cinco botones, dos de ellos vienes pre configurados para el cambio entre foco auto y manual y la pre grabación de 3 segundos, son personalizables con infinidad de funciones, no hay restricciones. Esa función de “cache” de 3 segundos será de mucha utilidad en grabaciones en las que casi todo el rato algo interesante se pueda perder, desde eventos a naturaleza, creo que es un buen recurso. Otra cosa que no se entiende es que la función de revisar el último clip venga determinada por los últimos 4 segundos. Parece lógico que el usuario pueda determinar el tiempo o si lo quiere ver entero. Me alegraría pensar que el fabricante en una actualización del software pueda corregir estos pequeños errores e incrementar prestaciones como el citado time lapse.

Conexiones

Creo que no falta de nada en una cámara de este tipo, HDMI sin condenar el monitor, USB, los anacrónicos conectores de video compuesto y en audio todo lo razonable ya comentado. Afortunadamente el conector para alimentación externa no está alojado en el espacio para la batería, algo que produce irritación. Buena nota en este apartado. Como bien sabemos, la versión XA25 incorpora un conector SDI y dado que estas cámaras perfectamente pueden trabajar en pequeñas realizaciones, (teatros, conferencias, conciertos, etc.) es una opción a tener en cuenta. Muchos operadores no admiten que estas cámaras se empleen en estos cometidos, pero como siempre digo, no les corresponde a ellos decidir eso, si no a quien paga. He grabado conciertos de música clásica con este tipo de cámaras y el resultado fue el que esperaba el cliente a razón del presupuesto.
Otras funciones. La cámara cuenta con visión nocturna lo que puede ser útil en algún tipo de grabaciones y desde el menú de medios podemos recortar clips, interesante si dejamos la cámara grabando mucho tiempo a la espera de que ocurra un hecho deseable. No tiene la precisión ni velocidad como para entenderlo como un sistema de edición pero como digo puede tener su sentido.

También podemos duplicar el contenido de una tarjeta o grabar simultáneamente en dos tarjetas, pero no en los dos formatos de máxima calidad en AVCH y MP4. Cuenta con la opción WIFI pero sigo pensando que en este instante en el que escribo no son sistemas suficientemente sólidos ni ágiles.
En conjunto creo que la Canon XA20 es una excelente opción para trabajos ENG en tiempos de crisis. No carece de nada importante y sus pequeños defectos bien podrían subsanarse en una actualización del firmware.

TxT: Álvaro Bernal
Delatorre® Consulto
AJA Ki-Pro Rack, má
Rate This Article: