HomeEn portadaDesayuno Informativo TM Broadcast: nube y broadcast, costes y oportunidades

Desayuno Informativo TM Broadcast: nube y broadcast, costes y oportunidades

nube y broadcast

Con el patrocinio de:

 

Nuestro mundo sigue cambiando a una velocidad vertiginosa. La evolución de los procesos de producción y de distribución de contenidos a través de los sistemas deslocalizados de la nube son el presente y el futuro más inmediato de nuestro sector. De hecho sigue siendo, a día de hoy, uno de los aspectos tecnológicos de mayor actualidad y creciente interés en todas las televisiones.
Como ya viene siendo habitual en los últimos Desayunos de Trabajo, nos reunimos en el histórico hotel The Westin Palace de Madrid, concretamente en el espectacular Salón Círculo.
Una vez más, consideramos estrictamente todas las medidas sanitarias oportunas con el fin de celebrarlo con las máximas garantías mientras compartíamos café, opiniones y experiencias con algunos de los protagonistas de este mercado.

¿Cuáles son las experiencias de los grandes clubes de fútbol de nuestro país? ¿Cómo se están adaptando los grandes generadores de contenido al devenir de los tiempos? ¿Cuál es la mejor opción: hardware y software, nube o la hibridación de ambos modelos? ¿Cuáles son los costes y oportunidades que esta tecnología nos brinda?

A continuación podréis leer las respuestas a estas preguntas, y a otras muchas cuestiones más, sobre las que aportaron claridad personalidades como Emili Planas, CTO y Director de Operaciones de Mediapro; Yeray Alfageme, Project Leader en EBU (European Broadcasting Union – Eurovisión); Xavier Fontoba, Supervisor de Operaciones Audiovisuales en el Fútbol Club Barcelona; Javier Latorre, Responsable del Departamento Audiovisual en el Valencia Club de Fútbol; Rubén Sevillano, Director Regional Iberia en Harmonic y Javier García, Director del Departamento Broadcast & IT en AICOX. El debate ha sido patrocinado por dos conocidas empresas del sector audiovisual: Harmonic y Aicox. No podemos olvidar la gran aportación como moderador del consultor independiente Luis Sanz y la mediación de nuestro anfitrión de excepción: Javier de Martín, CEO de Daró Media Group y Editor de esta revista.

 

¿Qué es la nube?

Qué mejor forma de comenzar el debate planteando a cada uno de los ponentes una breve definición sobre el tema en cuestión: ¿Qué es la nube?
Naturalmente, no se trataba de una definición de diccionario, sino de un breve planteamiento sobre cómo lo entiende cada uno.
Emili Planas remarcó su papel como complemento de los habituales estándares de producción, “la nube es un modelo de negocio que permite usar de forma eventual tecnología y equipaciones que solo se podían usar a través de la compra”, apuntando que añade un nuevo modo de acceso a la producción y distribución, además de remarcar que “permite la evolución natural hacia una digitalización de procesos que flexibiliza la capacidad de producción disminuyendo los riesgos de inversión”.
Por su parte, Yeray Alfageme abordó la cuestión desde el punto más relativo a su característica principal: “es un data center conectado a internet.” Y después destacó las características que su condición implican, además de señalar cuál fue el momento de transición: “seguridad, disponibilidad, qué se puede y qué no, exposición pública limitada o no. El cambio se dio cuando la conmutación que solo se podía hacer en un data center se empezó a hacer en un data center conectado a internet”.
Rubén Sevillano y Javier García, representantes de Harmonic yAICOX respectivamente, definieron la nube como una herramienta que permitía aportar valor si, por supuesto, el cliente deseaba salir de su zona de confort. “Ha llegado para ayudar, no para eliminar lo que había antes”, comentó Rubén haciendo hincapié en su capacidad para amoldarse a los modelos preexistentes.
Con respecto a la perspectiva de los clubes de fútbol como el Fútbol Club Barcelona o el Valencia Club de Fútbol, como distribuidores y productores de contenido, Xavier Fontoba, cree que “una nube no es más que lo mismo que teníamos en casa pero ahora fuera. Eso permite compartir recursos entre diferentes clientes para tener más”, pero recalca una cuestión que para él implica una problemática: “necesitas tener muy bien resuelto el tema de las comunicaciones”.

 

¿Cuál es vuestra experiencia al asumir la nube como un modelo para distribuir y producir vuestro contenido?

Xavier Fontoba alude a que la experiencia del Fútbol Club Barcelona se basa en la creación de un canal de distribución más, pero también certifica que es el único camino que han recorrido, de momento. “Lo hacemos por un tema comercial, toda la parte de producción la tenemos in house”. Coincide con Javier Latorre, responsable del Valencia Club de Fútbol: “tener una estructura muy asentada a nivel local no te hace dar ese paso todavía”, pero argumenta que es un paso que se están pensando en su organización, pues “el cloud te permite llegar como ahora no lo haces: flexibilizar y deslocalizar”.
Yeray Alfageme recuerda que Eurovision nació con el objetivo de crear una red de distribución asequible entre todos los miembros de la Unión y alude a que los sistemas on cloud han supuesto un cambio importante en esta dirección: “nuestra red global, de la noche a la mañana es virtualmente infinita”. Después, apunta los primeros pasos de EBU como la distribución de contenido a través de CDN y, ahora, la hoja de ruta marca la meta de la contribución; “además de la fibra o el satélite, también se puede contribuir a través de streams SRT o en cualquier otro formato dentro de nuestra red global”, para ser más flexibles y capaces.
En palabras de Emili Planas, “a partir de que el video es IP la nube coge más valor y hace que permita abrir instancias en cloud privado, público o en sistemas on-premise, para hacer cualquier tipo de proceso de forma optimizada”, además de asegurar que usan la nube pública para otros procesos como storage, trascodificaciones o delivery de señales en directo. Por último, destacó que, además de apoyar con más eficiencia las tareas ya mencionadas, Mediapro gestiona “la parte que tenemos on premise utilizando servers que pueden estar funcionando con distintos modos de servicio en modo combinado”.
Rubén Sevillano, como representante de Harmonic, incide en el punto de vista de generar valor añadido sobre la propiedad intelectual. “Un ejemplo: un operador móvil indonesio que no tenía ninguna relación con el tema del vídeo. Durante la Copa del Mundo de hace unos años, y a través de servicios on cloud, accedió muy rápido y sin inversión inicial a contenidos de fútbol, vieron el negocio, lanzaron el piloto, funcionó y establecieron una televisión”. Su conclusión gira alrededor de la idea de que negocios que eran inviables por la inversión ahora lo son. “Es una nueva herramienta que flexibiliza las posibilidades”.

 

Análisis de ventajas y desventajas

Tras sentar las bases, fue el momento de sumergirse en un análisis pormenorizado de las ventajas y desventajas que los servicios cloud proponen ante los modelos tradicionales.
Está claro para todos que los sistemas de producción y distribución en la nube serán el futuro más inmediato para todas las direcciones técnicas de las compañías de broadcast del mundo, pero también debemos ser conscientes de que la tecnología on premise está muy asentada en el sector y el cambio no puede ser radical. Los costes, el acceso y, sobre todo, la seguridad fueron algunos de los temas sobre los que más se debatió.

Seguridad

Como mencionábamos, la seguridad es uno de las condiciones que más preocupan a quienes se adentran en una tecnología tan distinta a la habitual. Luis Sanz lo argumentaba con estas palabras: “Es un salto razonable y puede generar miedo tecnológico o comercial: dejas en manos de otros todos los procesos técnicos”. Ante esta cuestión, los presentes argumentaron que los miedos a que fallen los sistemas tecnológicos ya existían antes.
Por parte de Harmonic, Rubén Sevillano hizo constar que “el miedo al cambio es natural, pero para eso están los datos. Se nos ha demostrado que la nube funciona: Netflix o DAZN son negocios que se basan en la nube y son exitosos. Esos son los casos en los que nos tenemos que mirar.”
El líder de proyecto de Eurovisión, Yeray Alfageme no teme al salto tecnológico pues asegura que “qué importa si realmente tienes una infraestructura y un diseño adecuados”, para concluir que puedes delegar el control de la infraestructura, la gestión del acceso a la red, pues los “diseños ya están suficientemente maduros”.
Por su parte, Emili Planas coincidía con Yeray, mientras destacaba que, en realidad, no cambia nada respecto a los modelos tradicionales: “hemos dependido durante muchos años de los proveedores de satélite. Cuando, en su lugar, utilizamos la red pública lo que tenemos que buscar es un proveedor de servicios que sepa gestionar los distintos proveedores de forma que asegure que, si uno cae, tengas una alternativa lo más rápido posible para solucionar aquello que tu negocio necesita”.
Pero el miedo que genera que los sistemas fallen siempre está presente, como muy bien aseguraba Javier Latorre, “si tú fallas es tu reputación la que se va a manchar, no la del proveedor. Debes atar cualquier garantía de que eso va a salir bien”.
Llegados a este punto, Luis Sanz planteaba la posibilidad de multiplicar proveedores, de redundar, con el objetivo de acumular posibles soluciones ante el fallo de uno de ellos. Ante esta cuestión, la opinión de Xavier Fontoba resume de forma muy precisa la sensación de todos los presentes durante el Desayuno de Trabajo: “entiendo que un proveedor de servicio que tiene una SLA muy alta, ya te está redundando. No está poniendo toda su capacidad en un data center, sino que tiene una red. Dicho esto, preferiría uno solo. Porque la suma de dos proveedores con un SLA más bajo, no suma un SLA más alto”.
Por otros derroteros, pero también relacionados con la seguridad, corrieron los compases del debate acerca de las elecciones que el cliente debe hacer ante la doble posibilidad de adquirir servicios a través de la nube pública o de montar nube privada. Como ya adelantábamos, se trataba de hallar la opción más segura. Yeray Alfageme apunta sencillamente, y en pocas palabras, las características de una y otra: “las ventajas de la pública son para mí precio y escalabilidad hacia límites mucho mayores. La privada te va a dar más seguridad restando flexibilidad y va a ser más cara”.
Y ante esta incógnita, la solución puede variar de forma muy amplia porque lo referente a la seguridad cubre un amplio espectro de posibilidades, y por supuesto, todo depende del modelo de negocio, como asegura Rubén Sevillano. Posterior-mente, añade que “no depende del dinero disponible la elección de montar un data center en la nube privada o adquirir servicios en la nube pública, sino que esa decisión gira en torno al modelo de negocio que se tenga entre manos”.
Javier García lo ilustró de la siguiente manera: “depende del momento de producción. Si estás en el rodaje del último capítulo de Juego de Tronos seguro que no te lo quieres llevar a la pública. Pero si lo vas a distribuir, lo vas a necesitar. Debes balancear sobre qué es lo que más te interesa en cada momento del proceso”.

 

Nube e infraestructura física

En esta etapa del análisis, Luis planteaba al auditorio la incertidumbre de qué hacer con respecto a las infraestructuras físicas. Prescin-dir de ellas y lanzarse a la nube o tratar de hibridar los procesos.
Prácticamente todas las producciones, excepto los informativos, son eventuales. Como asegura Emili Planas “si haces un servicio en un plató pagas por ese plató, por el equipo y por el personal que será necesario; qué hemos hecho entonces: tenemos un equipamiento comprado que usamos habitualmente y parte del equipamiento necesario para una producción es de alquiler”. Como dice el CTO de Mediapro, las referencias para adquirir servicios on cloud cumplen la misma premisa de adaptarse a la producción de la que parten, porque existe un gran limitador y no es otro que el presupuesto al que se deben enfrentar ante cada producción. El señor Planas lo explica de este modo: “Hoy podemos estar mezclando vídeo en 2110, a 4K con señales de hasta 12GB por cámara sobre equipamiento de la sala de racks. Mientras, la mezcla de audio la hacemos en Dolby Atmos con un engine en un cloud privado. Y necesitamos que sea privado porque por proximidad, ancho de banda, latencia y uso recurrente no puede estar en un cloud público. En cambio, el engine de gráficos está en la nube pública. Todo eso se agrega y crea un único programa. Utilizando las tres infraestructuras posibles en este momento, on premise, cloud privado y cloud público en una sola producción”.
Tras este ilustrativo ejemplo de Mediapro, cuyas hibridaciones entre los tres modelos de infraestructura resulta ser el estándar más habitual, Luis quiso poner a los participantes en el supuesto de que montaban un negocio nuevo, desde cero. En ese caso, ¿qué sería lo ideal? ¿Comprar hardware y software o contratar servicios en la nube?
Yeray Alfageme respondió asegurando que aquí lo más importante es conocer bien tu modelo de negocio, pero a pesar de eso, no puedes renunciar al hardware. “El hardware que te haría falta sería el que necesitas cuando tienes conectividades que la nube no te ofrece (SDI, Satélite). Ese hardware solo puede existir en una nube privada, pero de ahí a montar un data center privado… tiene que ser algo muy específico, muy a largo plazo; algo que te permita hacer esa inversión”.
Xavier Fontoba coincide con Yeray Alfageme y asegura que todo dependerá del negocio que tengas, añadiendo, además, el factor de la temporalidad. Es decir, cuánto se va a extender en el tiempo ese negocio y si la inversión inicial resultará amortizable. Así mismo, coincide con Yeray Alfageme en que siempre será necesario un mínimo de hardware.
Desde la misma perspectiva, Javier Latorre considera que no estamos en condiciones de volcarnos hacia los servicios 100% localizados en la nube y puntualiza que este es un sector que viene de una infraestructura ya asentada. En el supuesto de que se esté montando un negocio nuevo “igual sí que inviertes más en cloud”. Pero lo esencial, en su caso, fue cambiar el punto de vista desde el que abordaban los flujos de trabajo durante la pandemia. En sus propias palabras, el responsable audiovisual del club Che asegura que la pandemia “ha generado mucha transformación tecnológica y digital y nos ha quitado muchos miedos tradicionales”. Por supuesto, como todos ya sabemos, la pandemia si ha tenido algo positivo ha sido su carácter de catalizador para abordar y abrazar soluciones tecnológicas y remotas como puede ser la nube.

 

Caso práctico de LaLiga Sports

LaLigaSports es una OTT creada por la Liga de Fútbol Profesional para dar cabida a difusión de deportes a través de internet. En palabras de Rubén Sevillano y, por ende, de Harmonic; empresa que proveyó de servicios de nube a la LFP para la creación de su plataforma, este cliente “tenía una visión muy clara”. Su negocio y su estrategia estaban muy definidas y su músculo tecnológico no era tan grande como para poder asumir sus objetivos. Pero, y Rubén Sevillano hace énfasis en esta característica principal, la naturaleza de su negocio depende enteramente de los eventos. Esto implica, como ya se ha mencionado en este reportaje, que sus acciones estarán muy focalizadas y limitadas en el tiempo. Por ello, no sería recomendable hacer una gran inversión inicial para la adquisición de infraestructura inicial. El representante de Harmonic lo explica así: “para qué voy a comprar una caja o un data center cuando voy a dar un servicio durante unas horas muy limitadas, con un pico muy alto y con muchos canales simultáneos, mientras que el resto de la semana el sistema va a estar apagado. Lo que ellos necesitaban y lo que nosotros proponíamos con la nube coincidía al 100%”.

 

Potencia y escalabilidad

Una de las grandes singularidades que ha propiciado la difusión de la nube ha sido la de ser la panacea al respecto de potencia y escalabilidad. Ante estas características, la respuesta y confirmación de los integrantes de nuestro Desayuno de Trabajo fue una afirmación unánime. Pero tras su rotundo sí, llegaron las puntualizaciones.
Emili Planas destacaba que, en realidad, la flexibilidad que hoy en día la nube puede aportar a tu negocio, es en realidad la misma flexibilidad que tenías cuando, además de usar tu propia tecnología, alquilabas la que necesitabas para poder llegar hasta donde era preciso. No olvidemos que el modelo tradicional sigue imperando, solo que “en lugar de contactar con un proveedor de alquiler para obtener un micrófono que no tienes y que necesitas, contactas con un proveedor que te alquila capacidad de computación, storage, etc”. Emili destacó “que es verdad que hay una flexibilidad referente al tamaño de la prestación que la nube pública te da. Sobre todo es bueno porque da la flexibilidad necesaria para producir eventos en los que es muy difícil calcular con precisión la cantidad de consumo que va a haber e, incluso, la evolución del tipo de producción que vas a tener que hacer si ese consumo responde más o menos”.
Esta intervención hizo que Yeray Alfageme puntualizase que es verdad que la escalabilidad hacia arriba es algo inherente a la nube, “pero hacia abajo es también muy importante”. Y la razón, según el representante de EBU es obvia, “tu nivel de gasto tiene que ir alineado con tu nivel de beneficio”. Porque, si otra pandemia o situación similar volviera a suceder, “si tienes tu infraestructura montada on premise, te lo vas a comer. Porque no puedes escalar hacia abajo”. Y eso es algo que la nube ha proporcionado, “solo vamos a pagarlo cuando lo usemos, y si no lo necesitamos, nos lo ahorramos”.
Tras esta argumentación, Xavier Fontoba, responsable del departamento audiovisual del Barça hizo una matización al respecto de que en realidad no se ahorra nada, pues “la energía ni se crea ni se destruye. Tú te lo ahorras, pero alguien tiene que invertir. Lo que hemos conseguido es pasar la responsabilidad de prever el consumo del generador de contenidos al proveedor de servicios de nube, pero el ‘hierro’ tiene que estar en algún sitio”.

 

Neutralidad

La neutralidad entre los distintos proveedores de nube debería ser el objetivo principal, pero a día de hoy no es una tarea que resulte sencilla. “Si usamos la nube como un proveedor de infraestructura, entonces sí, cambiar de nube es muy fácil. Porque los mismos ordenadores que tengo en Azure los monto en Amazon mañana y se acabó. Si vamos a software como servicio, ya resulta imposible cambiar de nube”.
Para Harmonic también es crítico y es una necesidad que percibieron desde el principio, hoy “su integración ya está hecha con las tres nubes y es factible migrar de una a otra o tener la misma computación en nubes paralelas”. Además, y según Xavier Fontoba, los data centers ya existentes tienen un problema añadido y es que “tradicionalmente los centros de producción de media están más basados en hardware específico, pero esto va a cambiar con el IP”.
En conclusión, cada cliente se debe pensar bien si contratar un solo proveedor de nube y aplicar una solución específica o montar hardware agnóstico y hacer que la solución solo tenga que ser afinada para cada uno de los proveedores de servicios on cloud. O, en el mejor de los casos, que el proveedor sea agnóstico.

 

Feedback con el usuario final

Otro de los puntos sobre los que se debatió versa alrededor de conceptos como el Big Data y la comunicación entre empresa-cliente. Porque hoy, y gracias a tecnologías on cloud, ha dejado de ser unidireccional. Como explica Javier Latorre, “la tecnología ha proporcionado la bidireccionalidad. Al final, para qué queremos varios millones de usuarios si no disponemos de información sobre ellos. Desde el punto de vista comercial es más efectivo y mirando hacia el usuario, empresa y cliente conectan mejor porque la comunicación fluye y los contenidos se personalizan prácticamente a nivel individual”.
Sobre la misma idea, Yeray Alfageme puntualiza que, además de al contenido personalizado, también es aplicable a la publicidad, “antes el EGM nos daba unos datos y nosotros vendíamos el espacio según esos datos. Ahora voy a vender ese espacio asegurando que, casi al 100%, el cliente va a comprar el producto”.

 

Costes

Uno de los temas que produjo más comentarios durante el debate fue el de los costes asociados a la implantación de soluciones en la nube. Luis Sanz se esmeró en hacer ver a todos los presentes que suele ser más accesible calcular el gasto en un proveedor de servicios de nube que predecir lo que te va a conllevar una inversión en hardware y software. Pero se deben tener en cuenta las variables que van asociadas a este modelo. Emili Planas lo explicó de la siguiente manera: “puedes hacer estimaciones, pero es difícil afinar los costes de todos tus flujos al bit, pues cuando los multiplicas se convierten en bytes, luego en teras, haciendo que cualquier pequeño error se multiplique. Cuando adquieres equipamiento los costes son mucho más claros. La capacidad de explotación de esta infraestructura es el riesgo que se asume”. Xavier Fontoba coincidió con su compañero y añadió “las variables son infinitas”.
Rubén Sevillano intervino y dio la razón a sus compañeros. “En el sector media estamos todavía despegando en el concepto de nube y hay muchas variables que, a día de hoy, se desconocen o de las que estamos aprendiendo. Incluso nosotros como fabricantes.” Javier García, representante de AICOX, añadió que pueden ver en sus clientes el miedo a que se les disparen los costes, pero para solventarlo han implementado una solución muy sencilla: “se les intenta dar varios modelos de uso. A lo mejor, tú tienes una capacidad de uso global para un año o quizás tengas una capacidad mensual en la que lo que no consumes lo tienes disponible para el mes siguiente. Hay que tratar de flexibilizar el modelo, un uso comedido ahora y luego reacciones hacia arriba si creces o involuciones si no”.
Yeray Alfageme recalcó, después de esta intervención, que, “si la variabilidad de la vida fuese cero, entonces solo compraríamos hardware, porque sabríamos todo lo que íbamos a conseguir con ello hasta el final. Pero es que, en ese caso, la nube no existiría”.

 

Una edición más, Los Desayunos de TM Broadcast han tenido el privilegio de contar con la presencia y la opinión de algunos de los más relevantes directivos de nuestro mercado para abordar la actualidad tecnológica. La temática Cloud no puede estar más en boga y, como todas las tecnologías de reciente implantación, genera grandes oportunidades de negocio, pero también algunas inquietudes respecto a su utilización. En este desayuno de trabajo se desgranaron gran parte de ambas de la mano de experimentados conocedores a los que desde aquí queremos dar, una vez más, las gracias por su generosidad compartiendo conocimiento y experiencia con todos los lectores.

RTVE y el SPR mexica
La Universidad kenia