HomeEn portadaEl Ranchito. Liderazgo e innovación en VFX.

El Ranchito. Liderazgo e innovación en VFX.

Acaba de recibir la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2023, reconociendo su papel en el fomento, desarrollo y difusión del arte y la cultura, así como en la conservación del patrimonio artístico, y destacando su  contribución significativa en el campo de la creación artística y cultural.

Desde su fundación en 2004, El Ranchito ha experimentado una evolución significativa, transformándose de una empresa emergente en el cine español a un reconocido proveedor de efectos visuales a nivel internacional. Su trayectoria incluye colaboraciones en proyectos aclamados como “Stranger Things”, “See”, y “¡García!”, marcando hitos con premios internacionales que destacan su excelencia en el campo de los VFX. Por si fuera poco, su integración en The Pitch Black Company subraya su liderazgo en España y su sólida posición en el mercado global.

 

Así, este reconocido estudio ha acumulado una impresionante lista de galardones a lo largo de los años, incluyendo dos premios Emmy, seis VES de la Visual Effects Society, dos HPA de la Hollywood Professional Association, un Excellence Award de los European Film Awards, nueve premios Goya y cuatro premios Gaudí.

La compañía se distingue por su versatilidad en la selección de proyectos; participa tanto en grandes producciones internacionales como en proyectos nacionales más modestos, lo que refleja su compromiso con la diversidad y la calidad en el ámbito de los efectos visuales. Esta flexibilidad les ha permitido superar desafíos como la reciente caída de proyectos norteamericanos, demostrando su capacidad para adaptarse a las fluctuaciones del mercado y a los imprevistos de la industria.

Y es que la demanda creciente de efectos visuales presenta desafíos, especialmente en un entorno competitivo a nivel mundial. El Ranchito se enfrenta a estos retos con innovación y eficiencia, destacando la importancia de los incentivos fiscales para la postproducción y la adaptación a las nuevas tecnologías que democratizan la calidad de los efectos especiales, permitiendo a empresas de todos los tamaños competir en un campo más igualitario.

Con el vigésimo aniversario en el horizonte, El Ranchito se proyecta hacia el futuro con planes de crecimiento y expansión, tanto en recursos humanos como tecnológicos, respaldados por su pertenencia a un grupo internacional. Su participación en proyectos futuros como la segunda temporada de “Halo” y la serie de Netflix “El problema de los tres cuerpos” anticipa un continuo liderazgo e innovación en el sector de los efectos visuales.

 

A lo largo de su trayectoria, El Ranchito ha participado en proyectos de renombre como Stranger Things, See, ¡García!, entre otros. ¿Cómo describirías vuestra evo­lu­ción y actual posicionamiento en la industria de VFX?

La evolución de El Ranchito ha sido constante desde su creación en 2004 porque pronto empezamos a trabajar en películas muy importantes para el cine español, como ‘Volver’, ‘Alatriste’ o ‘Ágora’, y en grandes coproducciones como ‘Che’ o ‘Los fantasmas de Goya’. Pero a partir de 2012, cuando conseguimos nuestro primer premio internacional por ‘Lo imposible’, además de un VES de la Visual Effects Society, fue cuando realmente se produjo el gran cambio. A partir de ese momento nos convertimos en un proveedor de efectos visuales internacional que competía con empresas de mayor tamaño. Actualmente somos la empresa líder en el mercado español y estamos muy bien posicionados a nivel internacional, algo que ha fortalecido nuestra integración en el grupo internacional The Pitch Black Company.

 

¿Cómo selecciona El Ranchito los proyectos en los que participa? ¿Hay alguna diferencia en el enfoque entre películas y series?

El Ranchito elige los proyectos en los que trabaja por muchos motivos. Estamos en proyectos grandes, pero también en proyectos más pequeños. El grueso de nuestra producción viene del mercado internacional, pero también nos gusta participar en películas y series nacionales, e incluso en otro tipo de proyectos como la publicidad, los cortos o los videoclips. Todo suma y esta flexibilidad nos ha permitido superar situaciones como la reciente caída de los proyectos norteamericanos por la huelga de actores y guionistas. Y, en cuanto al enfoque, para nosotros depende de las necesidades de cada proyecto, no de si se trata de una serie o una película.

 

¿Qué retos conlleva la creciente demanda de producciones con efectos visuales?

El mayor reto es ser competitivos en un mercado cada vez más internacional. Y especialmente en un país que tiene que competir con incentivos fiscales para la postproducción inferiores a los de otros países.

 

¿Qué diferencias hay entre trabajar en producciones destinadas al circuito cinematográfico y crear productos para plataformas de contenidos como Amazon Prime o Netflix?

Para nosotros no hay diferencia. Nos enfrentamos a todos los trabajos con el mismo nivel de exigencia.

 

 

A la hora de participar en grandes producciones o en producciones independientes, ¿continúa afectando el presupuesto al resultado final o los nuevos avances tecnológicos han ayudado a “democratizar” la calidad de los efectos especiales?

Los avances tecnológicos en hardware y software hacen que las empresas más pequeñas puedan ser capaces de hacer efectos visuales que hace años solo estaban al alcance de grandes empresas como ILM o Weta.

 

¿Cuáles son los perfiles técnicos más demandados en la industria VFX en general, y específicamente en El Ranchito? ¿Existe una formación adecuada a las demandas del mercado actual, desde vuestro punto de vista?

La formación en nuestro sector es bastante reciente y la mayoría de los profesionales con mucha experiencia se han formado traba-jando o de forma muy autodidacta. La situación, afortunadamente, ha cambiado. Nosotros buscamos perfi­les todo­terreno, gente que sea flexible y pueda hacer cosas diferentes.

 

¿Qué soluciones utiliza principal­mente El Ranchito en la producción de efectos visuales? ¿Cómo se adaptan y personalizan los programas y aplicaciones para las necesidades específicas de cada producción?

Utilizamos aplicaciones del mercado, como Nuke o Houdini, y tenemos un departamento de desarrollo.

 

Durante los últimos años, las técnicas de creación de crowd han evolucionado a gran velocidad, desde la multiplicación de capas hasta la aplicación de software especializado empleando inteligencia artificial y otros avances. ¿Cómo trabajáis esta técnica desde El Ranchito y cómo habéis vivido su evolución?

En El Ranchito hemos creado un departamento de Machine Learning que investiga y ofrece soluciones a las necesidades de nuestros clientes en inteligencia artificial.

 

‘Lo imposible’, ‘Después del huracán’, ‘La sociedad de la nieve’… ¿Qué características diferenciales tiene el diseño de los efectos especiales para una producción realista de desastres naturales respecto a series o películas fantásticas como The Mandalorian, GoT o Stranger Things?

Quizá lo más reseñable es lo ligados que están a los elementos reales que la cámara “ve” en el rodaje. En las tres producciones que comentas el rasgo diferenciador es el realismo. En estos casos nuestro propósito es añadir efectos visuales con la intención de que el espectador se vea más inmerso en la historia.

 

¿Cómo ha evolucionado la tecnología de producción virtual desde ‘Lo imposible’ (2012) hasta ‘La sociedad de la nieve’ (2023)?

Ha evolucionado enormemente. Las nuevas tecnologías de pantallas, las nuevas cámaras y sensores y la increíble evolución de los motores de render en tiempo real, como Unreal, permiten hacer cosas hoy que hace diez años eran absolutamente implanteables. Además, la tecnología es actualmente mucho más accesible a producciones con presupuestos más ajustados.

 

¿Cómo abordáis cuestiones como almacenamiento, seguridad y contribución de archivos o recursos cruciales para el trabajo diario?

Por imposición externa e interna estamos obligados a ser muy serios en lo referente a este tema. Pasamos anualmente varias auditorías de seguridad y tratamiento de datos que son imprescindibles para conseguir los certificados necesarios para acceder a determinados clientes. Sin estos certificados, directamente, no puedes trabajar con ellos.

 

¿Cómo se ha adaptado El Ranchito a los nuevos flujos de trabajo remotos y qué soluciones usa para adaptarse a esta nueva realidad? ¿Qué ventajas y qué inconvenientes ha supuesto la expansión del trabajo remoto en los últimos años para El Ranchito?

Como todos, nos vimos obligados en la pandemia a ajustarnos a la nueva realidad del trabajo masivo remoto. Nuestro departamento de IT hizo una labor encomiable y en apenas un par de semanas teníamos la empresa funcionando 100% en remoto. Fue increíble la verdad, nunca tendremos suficiente agradecimiento para el gran trabajo que realizaron.

 

¿Ventajas? Pues nos ha permitido contar con perfiles en nuestras filas que, de otra manera, no hubié­ramos podido tener. Artistas y técnicos que no viven en las ciudades donde tenemos oficinas pero que, en remoto, podemos trabajar con ellos. Ha aportado flexibilidad a la vida de la gente y más tiempo para pasar con sus familias.

¿Inconvenientes? Creo que se pierde el contacto humano y la comunicación es más compleja a todos los niveles. Además, hay determinadas tareas que en remoto no son igual de eficientes que en local. Muchas veces la calidad de imagen que un artista de efectos visuales tiene en su casa no es suficiente y eso le obliga a venir a la oficina. Sobre todo en los procesos finales, cercanos a la imagen final, donde la calidad y el detalle son imprescindibles.

 

A punto de celebrar su vigésimo aniversario, ¿cómo espera crecer El Ranchito en los próximos años, tanto en términos humanos como tecnológicos?

Ahora formamos parte de un grupo internacional, Pitch Black Company, donde tenemos tres empresas hermanas: Rising Sun Pictures, FOLKS y FuseFX. Tenemos un plan de crecimiento conjunto que nos permitirá disponer de unos recursos mucho mayores a los actuales. De manera local, nuestro objetivo es crecer, pero manteniendo la flexibilidad y la cercanía, que es marca de la casa, con los clientes.

 

Por último, ¿algún proyecto emocionante para un futuro cercano que El Ranchito pueda desvelarnos?

En febrero se estrena la segunda temporada de ‘Halo’, la serie de Paramount que en España puede verse en SkyShow Time, basada en el popular videojuego, y en marzo, una serie de Netflix llamada ‘El problema de los tres cuerpos’, basada en el primer libro de la trilogía ‘El recuerdo del pasado de la Tierra’, del escritor chino Liu Cixin.

 

La convocatoria de l
La Fujifilm X100VI,