HomeEn portadaProducción virtual en Grup Mediapro

Producción virtual en Grup Mediapro

El uso de la Producción virtual se ha acelerado en los últimos años convirtiéndose en una forma de facilitar las producciones.

Grup Mediapro decidió adoptar esta metodología e incluso ha ido un paso más allá, siendo pioneros en el uso de una tecnología mixta: la combinación de pantallas LED y croma.

Para saber más acerca de este desarrollo propio, su utilización y del despliegue técnico que se realizará en sus estudios, hemos tenido el placer de hablar con Emili Planas, CTO y Operations Manager en el grupo audiovisual.

 

Entrevista con Emili Planas

¿Cuál es el despliegue técnico que vais a realizar? ¿Cómo son los estudios de producción virtual que estáis desempeñando?

El aprendizaje que hemos obtenido durante estos dos últimos años ha marcado las líneas que queremos seguir. Tenemos en cuenta que estamos en un momento en el que esta tecnología es lo suficientemente madura como para ponerla en explotación, pero aún está comenzando.

En los últimos dos años hemos visto evoluciones de la tecnología muy rápidas y otras más estables, pero al final montamos los estudios dependiendo del mercado al que nos dirigimos y el país en el que estamos. Los requerimientos para cada tipo de producción son un poco distintos y, para afrontar eso acorde a la forma de trabajar de Mediapro, hemos categorizado todo lo que implica un material técnico de un plató de producción virtual en tres categorías distintas, de modo que cada una de ellas puede dar servicio a las diferentes modalidades de negocio.

Esto nos hace tener una lista de equipamiento que permite estructurar en cada uno de los platós que estamos montando un tipo de tecnología u otra.

 

¿Qué tecnología habéis desplegado en los diferentes casos de uso?

Trabajamos con distintos fabricantes en cada uno de los campos. Mediapro cubre todas las unidades de negocio de la industria audiovisual, lo cual nos ayuda a que los fabricantes nos vean con buenos ojos cuando aportamos ideas para la mejora de un producto. Es decir, no somos una empresa de ingeniería, una empresa de producción o una empresa de creación de contenidos… somos todo eso y más. Por lo tanto, cuando hablamos con los fabricantes, tenemos la capacidad de mostrarles las necesidades de la industria.

Esto no es una cuestión puramente técnica o de producción, sino que tenemos que ser capaces de ofrecer a la industria algo que permita hacer cualquier tipo de producción a unos precios razonables. Este punto de vista de Mediapro es muy apreciado por los fabricantes y nos permite tenerlos como partners.

 

¿Los estudios de producción que tenéis planteados van a abarcar todas las unidades de negocio de la industria audiovisual?

A corto plazo no. Obviamente hay centros donde tenemos muchos platós y podríamos tener uno para publicidad y otro para cine si fuera necesario, pero de momento parece innecesario separar tanto.

En Barcelona, donde está la sede central de Grup Mediapro, hemos hecho un diseño para producción cinematográfica y publicidad, conviven estas dos tecnologías. Lógicamente la producción cinematográfica, que es mucho más exigente, puede tener alguna limitación. Además, la sede de Barcelona tiene que convivir como showroom. Es donde estamos intentando promocionar toda la producción virtual a la industria y estamos invitando a muchas productoras e interesados en producción virtual. Esa convivencia con el showroom hace que sea un laboratorio de validación de nuevos sistemas. Es donde trabajamos, mezclamos la producción con la investigación, la validación, puesta en marcha, test de nueva tecnología, etcétera.

En Madrid será para ficción. Queremos que The Mediapro Studio sea el principal usuario del plató de Madrid, al igual que cualquier otra productora que necesite virtual production para ficción. En Miami estamos trabajando con un partner especializado en producción virtual para publicidad. Este partner es el que ocupará la totalidad del uso del plató. En Nueva York, Manhattan, ahora mismo estamos terminando la configuración del plató que esperamos pueda ser de primer nivel. El mercado norteamericano, y específicamente el de Nueva York, nos está pidiendo máxima calidad y así lo estamos preparando.

 

¿En qué punto de desarrollo os encontráis?

En este momento tenemos un problema con los plazos de entrega. Tenemos los diseños de todos los platós y estamos acabando de negociar, en alguno de ellos, el proveedor por el tema de los plazos más que por otra cosa.

El de Madrid está en diseño. En el de Barcelona ya tenemos una parte de las pantallas y falta otra. Como he dicho, nos sirve tanto para showroom como para testear cualquier nueva tecnología. Igualmente ya está habilitado para producción. En un par de semanas tendremos el croma montado.

 

Hablemos de esa combinación de tecnología LED y tecnología de croma que habéis desarrollado.

Una de las características que tenemos en todos los platós de producción virtual de Grup Mediapro es la combinación de tecnología LED con tecnología de croma en la misma producción e incluso combinadas en el mismo plano. Esta es una de las características que hemos trabajado en los últimos años.

Durante un tiempo surgió el debate que todo el mundo debería tener cuando empieza en virtual production: ¿qué hago, LED o croma? Unos justificaban uno y otros lo contrario, por lo cual decidimos implementar ambos. Había un problema, ¿qué tecnología podríamos implementar para poder usar los dos? O bien no existe o no hay muchas. Decidimos hacerlo nosotros.

La tecnología que tenemos ahora mismo en funcionamiento nos permite rodar en la parte LED, girar la cámara y grabar un plano en la parte croma. O incluso donde acaba el LED empieza el croma y podemos tener en un mismo plano LED y croma si es necesario. Es más, si en un rodaje se cree adecuado poner un panel croma en medio del LED también podemos hacerlo y funciona. Lógicamente con las cámaras trackeadas.

Si el director de fotografía prefiere retocar un plano en postproducción grabamos en croma, si necesita toda la iluminación con la ayuda de la pantalla LED, pues usamos LED. Dentro de las mismas producciones estamos haciendo planos en croma y LED, sin que eso nos implique cambiar de sistema, modificar las calibraciones de cámara, partes de tracking, etcétera. Dentro de una misma producción observamos que hay planos que funcionan mejor en una tecnología y otros que funcionan mejor en la otra. Luego al ver la producción completa no se distingue si ha sido hecho en LED o croma. Es más, hay producciones que por el workflow el croma ofrece muchas ventajas al luego poder modificar las cosas en postproducción.

Lo que si tenemos claro que tanto en LED como en croma trabajamos en tiempo real. El productor ve la escena final en cualquiera de las dos tecnologías. Luego se puede llevar lo rodado en croma a postproducción porque el workflow también lo permite. Generamos todas las señales y la metadata necesaria para realizarlo. Es algo que se escoge dependiendo de la producción. Es importante recalcar que el rodaje en croma puede ser distinto en producción virtual que en croma tradicional. La gran diferencia es que la tecnología que estamos usando, como digo, permite tiempo real en croma y en LED. Esto agiliza el rodaje y la calidad final. Los directores de fotografía cuando ven en tiempo real lo que están haciendo en croma con el fondo incorporado y con los movimientos de cámara están encantados. No vuelven atrás.

 

Finalmente se trata de platós mixtos o híbridos para todo tipo de producción, ¿no? ¿El propio grupo tiene la capacidad para desarrollar todos los elementos necesarios?

Todos los estudios de virtual production son o serán con la combinación de croma y LED. Ha sido una tecnología de desarrollo propio en la que hemos sido pioneros.

Grup Mediapro cubre todas las partes de la producción que se puedan necesitar en un proyecto. Como filosofía, si un cliente tiene a sus propios unreal artist, fondos virtuales y solo necesita el plató para grabar estupendo, pero no suele ser lo más normal. Lo habitual es que se requieran unas necesidades para producción específicas. Por lo tanto tenemos capacidad para hacer cualquiera de las partes, no solo la parte técnica sino también la creativa.

Tenemos gente que controla el lado creativo y otros el lado técnico, igualmente les formamos y mantenemos al día para que aprendan sobre toda esta nueva forma de trabajo. Les instruimos de manera interna, creando cursos para poder readaptar perfiles que a día de hoy están trabajando en temas similares como la parte de postproducción 3D, por ejemplo. El resto de perfiles que se encargan de la parte de rodaje, plató o iluminación, como ejemplos, también deben readaptarse e ir aprendiendo estos flujos de trabajo.

Es uno de los retos más importantes, que toda esta industria formada por personas entienda como trabajar en este tipo de producción.

 

¿Está la tecnología totalmente lista?

Ahora mismo está funcionando. Aún no hemos tenido una producción que haya necesitado hacer la mezcla de croma y LED en el mismo plano, pero lo hemos probado en test y funciona perfectamente. Hemos realizado producciones en las que ponemos el LED en un plano y en el mismo estudio giramos, hacemos el  croma y rodamos en croma el siguiente plano. Se realiza con la misma cámara, mismo kit de óptica, mismo tracking, mismos recursos de computación… Obviamente el croma sigue un workflow de señal distinto, pero de cara al rodaje todo el mundo ve a tiempo real la imagen final.

 

¿También funciona con producciones en directo?

En este caso se abre un campo bastante amplio. ¿Qué se considera producción virtual o realidad aumentada dentro de una producción en directo? Nosotros lo metemos en el mismo saco. Tenemos a gente de producción virtual implicada en distintos proyectos de realidad aumentada.

En fútbol, por ejemplo, estamos añadiendo unas tres capas distintas de realidad aumentada. Las técnicas que se usan para esa realidad aumentada en fútbol no son las técnicas que usamos en estudio.

En platós de televisión en directo, donde hacemos desde el sorteo de la once hasta programas postpartido en la Liga TV u otros canales, tenemos producción virtual que sigue tecnologías distintas en cada plató.

Pero sí hacemos directos con producción virtual, eso es esencia de Grup Mediapro, trabajar para el directo. Esa tecnología que usamos en plató para ver en tiempo real también nos sirve para producción en directo. Clasificamos las distintas tecnologías para poder ser optimizadas para un tipo de producción u otra, pero finalmente es el mismo tipo de dinámica o está implicada en los mismos tipos de gente.

 

 

Como hemos hablado, el croma es necesario y mejor para algunas cosas, pero algunas voces dicen que el volumen LED evolucionará hasta acabar supliendo todo lo que aporta el croma y con capacidades extra. ¿Cuál es tu opinión?

Creo que estamos muy cómodos combinando las dos partes. Hay tecnologías muy imaginativas que van apareciendo pero que no acaban de consolidarse, porque son complejas o no aportan demasiado. Seguramente lleguemos a ver alguna que será revolucionaria. Sería bueno que pasara, pero a día de hoy la industria de producción, sobre todo cinematográfica, necesita saber que un largometraje no se le va a ir de presupuesto.

Toda esta gente que es necesaria dentro de la industria y que produce de forma regular, son los primeros que tienen que entender cómo funciona la producción virtual y sentirse seguros rodando así. Para que se sientan seguros rodando en producción virtual las instalaciones donde vayan a rodar tienen que funcionar y en caso de haber limitaciones tienen que estar muy claras. Poder ofrecer esa seguridad y readaptar la cadena de trabajo llevará tiempo. Se está empezando a hacer y hay mucho feedback positivo, pero hay una gran parte de la industria que tiene que tomárselo como propio.

 

Aparte de formar a vuestra propia gente, ¿qué opinas del cuerpo de estudiantes o profesionales que salen preparados para afrontar estas tecnologías o dinámicas de trabajo? ¿Se están creando perfiles necesarios?

Además de nuestros cursos internos estamos en contacto con universidades. Primero para detectar talento en formación y para influir mínimamente en aquello que por parte de la industria creemos que se necesita, para que las universidades tengan ese input de lo que se mueve o qué perfiles son más urgentes.

Obviamente estamos en un momento de la producción virtual en el que hay más necesidad que personal y, aunque está empezando, hay falta de personal especializado y con experiencia. Esa poca experiencia que encontramos en el sector es la que estamos intentando trabajar internamente, haciendo muchos trabajos, generando trabajo interno para aprendizaje y adquiriendo la experiencia para afrontar cualquier tipo de proyecto.

 

¿Qué opinas sobre la captación volumétrica?  En cuanto a la computación en la nube, ¿cómo afectará a la mejora de esta tecnología? ¿Cómo evolucionará?

Formamos parte de la asociación VFA (Volumetric Format Asociation) desde prácticamente su formación, estamos en contacto constante con distintos centros de formación y empresas que trabajan sobre modelos de captación volumétrica. Trabajamos con diferentes líneas de I+D para la parte de deepfake, metahumans y sistemas basados en inteligencia artificial para generar todo este tipo de imágenes.

Luego está la gestión del archivo de todos los assets que se puedan utilizar en producción virtual. De hecho, en Unreal puedes comprar un objeto y usarlo, replicarlo, modificarlo… es muy útil, flexible y permite ir generando catálogo de assets comercializándolos o usándolos tantas veces como sea necesario.

En cuanto a la nube, tenemos una unidad de negocio muy orientada a soluciones cloud. Esta unidad de negocio forma parte del comité de Virtual Production y estamos usando cloud para cierto tipo de computación. No hay soluciones de virtual production completamente cloud, necesitas ciertas herramientas al lado de la pantalla, pero sí es cierta la gran capacidad de computación que te ofrece. Nos permite trabajar en captación volumétrica de una forma más económica que si la hiciéramos en casa, o como mínimo con menos tiempo de procesado. Ahora bien, para trabajar a tiempo real necesitamos hardware potente en el plató.

 

En cuanto a sostenibilidad, ¿cuál es el compromiso de Grup Mediapro?

Se está asociando, y bien hecho, que la producción virtual ayuda a disminuir la huella de carbono. Esto supone una ventaja para el sector impresionante. La energía que consume nuestro centro de producción en Barcelona es 100% de fuentes renovables, por lo tanto el plató que montamos aquí convierte nuestras producciones virtuales en cero emisiones de CO2. Además, al estar en el centro de Barcelona puedes venir en transporte público, bicicleta, etcétera.

Todo esto para nosotros es muy relevante. Mediapro es sensible a la huella de CO2 y queremos ser mucho más eco y sostenibles. Nuestros modelos de producción remota, producción centralizada y demás, inicialmente se hacían porque era mejor. En producción virtual aún no hemos analizado el ahorro en huella de CO2 pero se estima que dentro de plató es cero y un ahorro por el hecho de no tener que viajar a localizaciones.

 

Desarrollo de negocio

Grup Mediapro quiere ser referente del escenario internacional de la producción virtual. ¿Qué pasos está dando la compañía para alcanzar esta meta?

El primer paso, y más importante, es desarrollar nuestras propias tecnologías. En GRUP MEDIAPRO hemos invertido meses analizando las opciones relacionadas con LED y croma y, al final hemos decidido que la mejor opción… son las dos. Así que trabajaremos con las dos tecnologías al mismo tiempo. Cada una tiene ventajas en determinadas situaciones. El siguiente paso es equipar los centros de producción de GRUP MEDIAPRO con platós para la producción virtual.

Estamos en la fase final en el centro de producción en Barcelona, con un plató de más de 500m2. El paso siguiente será Nueva York y Miami. Calculamos tener equipados todos los centros de producción (Madrid, Buenos Aires, Bilbao, Lisboa, Bogotá, …) a medio plazo. Paralelamente, estamos formando a profesionales para poder sacar el máximo provecho a esta nueva tecnología. Y seguimos investigando y buscando nuevas formas de innovación. Desde GRUP MEDIAPRO no dejamos de hacerlo nunca, estamos siempre trabajando en cómo mejorar la calidad y las nuevas utilidades de todas las tecnologías que empleamos. Esta es nuestra manera de ser referentes y líderes en el sector audiovisual.

 

¿Habéis identificado la producción virtual como una tendencia que se acabará imponiendo como modo habitual de producción?

En muchas situaciones sí. Es evidente que algunas escenas o proyectos deberán seguir haciéndose en “escenarios naturales”, pero con la producción virtual se abre un abanico de posibilidades ilimitadas: no solo en ficción, también en programas de entretenimiento, informativos y publicidad. Tenemos la tecnología, ahora debemos empezar a poner en valor y exprimir todas su potencialidad y posibilidades.

 

¿Qué retos de negocio habéis encontrado? ¿Qué soluciones proponéis para solventarlos?

El principal reto ha sido involucrar a toda la organización: a todas las sedes y a todas las unidades de negocio, desde innovación, servicios audiovisuales hasta The Mediapro Studio. Pocas empresas están en la posición en la que estamos en GRUP MEDIAPRO: controlando toda la cadena de valor de la producción de contenidos audiovisuales. Para desarrollar la tecnología y el workflow necesarios en la producción virtual hemos incorporado el punto de vista de todos los profesionales y procesos implicados, desde la persona que ilumina hasta el director o realizador. Con la experiencia, conocimientos y opinión de todos los implicados hemos desarrollado nuestro propio sistema de producción virtual.

 

 ¿Cómo evolucionará esta estrategia a largo plazo?

La tecnología que utilizamos para la producción virtual está avanzando a una velocidad extraordinaria, lo que hace que tengamos que hacer planes a medio plazo. A largo plazo, estamos convencidos del uso masivo de estos modelos de producción virtual. Estamos viendo que cuando productores y técnicos trabajan por primera vez en producción virtual la mayoría se convierten en fans de esta tecnología, lo que nos hace pensar que la producción virtual ha venido para quedarse.  Este tipo de producción ofrece, además, grandes ventajas en cuestiones medioambientales, por ejemplo. Reduce muchísimo todos los desplazamientos que antes había que hacer para grabar determinadas imágenes. También favorece el control artístico: el director o realizador ve, en directo y sin tener que esperar a postproducción, cuál será el resultado final de lo que está rodando, pudiendo modificar, en directo, cualquier aspecto de luz, encuadre, posicionamiento ¡Por no hablar de los partes meteorológicos! Con la producción virtual la planificación de un rodaje ya no está supeditada al parte meteorológico. Como decía, la producción virtual ha venido para quedarse. No ha hecho más que empezar y estoy seguro que la implementación de innovaciones técnicas será constante.

Atresmedia TV asegur
Se amplía el plazo