HomeLaboratorioSenheisser AVX-835. Eficiencia y simplicidad al máximo.

Senheisser AVX-835. Eficiencia y simplicidad al máximo.

Senheisser AVX-835

El sonido es uno de los aspectos que marca la diferencia en las producciones audiovisuales de calidad superior. El equipo que hoy os presentamos pone toda la tecnología a nuestro servicio con dos objetivos ampliamente conseguidos: resultados extraordinarios, y máxima facilidad de uso.

Permitidnos, antes de entrar en materia, que hagamos un pequeño repaso de algunas de las razones que nos han traído al punto en el que nos encontramos. La tecnología nunca deja de evolucionar, y el crecimiento de algunas puede crear limitaciones para otras. En este caso, la microfonía inalámbrica ha sido víctima de la transmisión de datos para telefonía móvil. Estamos hablando del famoso “dividendo digital”.

Todos recordaremos que no hace mucho hemos tenido que resintonizar los canales de nuestras televisiones por un cambio de frecuencias. Este cambio era consecuencia de una normativa europea del año 2010 aproximadamente, que reasignaba la parte alta de la banda de UHF. La antigua televisión analógica necesitaba un canal de UHF por canal de tv, mientras que la transmisión digital de la TDT permite difundir hasta 4 canales de tv por cada canal de UHF. La tv no necesitaba tanto ancho de banda, y los móviles sí.

Así, los antiguos canales del 60 al 69 de la banda de UHF han dejado de ser utilizables para la transmisión de televisión, y se utilizan desde este año 2015 para la transmisión de datos en telefonía móvil, siendo parte del famoso “4G” que permite mayores velocidades para mayor cantidad de clientes.

Muy bonito, y todo esto ¿qué tiene que ver con mis micrófonos? Mucho, muchísimo. Porque los espacios entre frecuencias de los canales de tv son lo que utilizaban una gran parte de los sistemas de microfonía inalámbrica. Especialmente los de mayor calidad, y muchos en esa parte más alta de la banda, que proporcionaba la mejor difusión, alcance y penetración. Así que atención a los antiguos sistemas, que cualquier día empezarán a sufrir las interferencias de los móviles 4G y se convertirán en difícilmente utilizables. O incluso inútiles. Y otros no, si su frecuencia de operación está en los canales entre el 21 y el 59, o en una banda muy diferente, como en este caso. Al final incluiremos una tabla para que no tengáis ninguna duda a este respecto.

Este cambio normativo ha hecho que, desde el 2010, todos los fabricantes comercializaran nuevos modelos, modificando las frecuencias portadoras de los sistemas que los necesitasen, para hacerlos compatibles con el nuevo escenario radioeléctrico. Y en teoría, hace años que ya nadie debería vender equipos en este rango de canales.
Y ya que estaban en este asunto, los fabricantes han aprovechado toda la tecnología disponible para construir sistemas mucho más eficientes, mucho más versátiles y mucho más fáciles de utilizar.

En el caso de la nueva familia AVX de Sennheiser, lo que han hecho ha sido desplazar la banda de frecuencias a una gama muy diferente, concretamente a la banda de 1,9 GHz, para evitar cualquier tipo de complicación en el presente y en el futuro. Muchos recordamos la antigua batalla de emparejar frecuencias en transmisor y receptor, y reajustar parejas si había más de un sistema en la misma sala. O sufrir interferencias por proximidad de frecuencias. En esta nueva gama de frecuencias, y con las nuevas características, esto es algo que ya dejaremos en el pasado.
Como veremos en seguida, todo eso ha ido cambiando y, en el caso del equipo que hemos tenido ocasión de probar en esta situación, uno de los últimos modelos del conocido fabricante alemán Sennheiser, nos hemos encontrado con la calidad y fiabilidad que cabe esperar, además de algunas sorpresas sumamente agradables.

 

Senheisser AVX-835

 

La familia AVX está pensada para facilitar la vida y el trabajo de reporteros independientes, operadores de cámara y pequeñas productoras. Especialmente pensada para quienes no quieren renunciar a una excelente calidad de sonido, y no siempre cuentan con el equipo humano necesario para ocuparse de esta tarea. Es una nueva gama que no viene a reemplazar a ninguna de las anteriores, sino que ocupa su propio espacio.

La unidad que hemos tenido ocasión de probar es el AVX-835, que incorpora un micrófono de mano con emisor integrado, y un receptor. Por apariencia, el micrófono no llama especialmente la atención: botón de encendido, botón de emparejamiento, batería recargable interna, pantalla con información, etc. Pero el receptor sí resulta muy distinto a todo lo que hemos visto hasta ahora. Se trata de una unidad extremadamente ligera y compacta, que utiliza el propio conector XLR para quedar conectada y unida físicamente a la cámara, sin necesidad de cables o soportes adicionales. Aunque sí se suministra un soporte y un adaptador para que también se pueda utilizar con cámaras DSLR, tan en boga últimamente en rodajes de todo tipo.

Una de las características más destacadas de este equipo es su facilidad de uso. No es necesario configurar nada. Simplemente lo sacamos de su caja, cargamos sus baterías, lo encendemos y en unos pocos segundos sus leds pasan de rojo a verde para indicar que ya están sincronizados.

Pero la auténtica magia es la que no se ve. No sólo es capaz de identificar el canal más limpio en el entorno que nos encontremos, sino que está continuamente supervisando la calidad de la señal, y es capaz de cambiar de canal antes de que cualquier interferencia sea perceptible por nuestros oídos o nuestros grabadores. Sí, cambia de canal mientras funciona sin que nos percatemos de ello.

Así nos proporciona un sonido limpio y claro en todas las circunstancias que hemos podido probar. Incluida la de crear una “barrera” de teléfonos móviles de distintas generaciones a su alrededor, muy cercanos y estableciendo llamadas entre ellos, sin que se haya detectado absolutamente ninguna interferencia en el audio registrado.

La calidad del sonido registrado es impecable, utilizando codificación de 24 bits, con frecuencias de muestreo de 48kHz. La misma que se utiliza en los DAT, y superior a la de cualquier CD audio.
Y aunque hemos dicho que no hay que configurar nada, no significa que no se pueda. Para poder proporcionar el resultado más adecuado a la sensibilidad de cada cámara, se puede ajustar el nivel de salida, pero una vez ajustado no hay que volver a tocarlo porque entre transmisor y receptor se ocupan de regular el nivel independientemente de que el audio que llega al micrófono sea muy alto muy bajo. Este ajuste es de 4 pasos en niveles de 0, -10, -20 y -30 dB. En cualquiera de ellos es capaz de gestionar unos márgenes dinámicos extraordinariamente amplios, muy superiores a todo lo que conocíamos hasta ahora. Se puede gritar, o se puede susurrar, y siempre nos llegará una señal adecuada. Adecuada que no plana. Es decir, tendremos unos niveles proporcionales al volumen de nuestro entorno o nuestro locutor, pero siempre dentro de límites. Fascinantemente simple.

En cuanto al micro de mano, viene de serie con una cápsula 835 de respuesta cardiode. La clásica de los micrófonos de mano, con sensibilidad decreciente hacia los laterales y prácticamente nula hacia atrás. La cápsula es desmontable, pudiendo ser reemplazada por una cápsula 42 omnidireccional, que proporciona una respuesta uniforme en todas direcciones, para registrar más sonido ambiente, o proporcionar mejores resultados cuando el micrófono no apunta directamente al interlocutor o contamos con varios participantes. El cambio es tan sencillo como desenroscar una y enroscar la otra. Sin conectores y sin herramientas. Ingeniería al servicio de la simplicidad. Y aunque no hemos tenido ocasión de probarlos directamente, también podemos comentar que en la versión de micrófonos lavalier (de solapa) existen cápsulas intercambiables con mejor respuesta para las altas frecuencias, de manera que pueden proporcionar excelentes resultados también desde debajo de la ropa.

Entrando un poco más en detalles, el receptor cuenta con un led para encendido/emparejado, y cuatro leds más que nos indican el nivel de señal de salida al ajustarlo, y nivel de carga de la batería durante el uso, aproximadamente una hora por cada uno de ellos, y parpadeando el último en rojo cuando la autonomía ronda los 15 últimos minutos. Se recarga mediante un puerto USB convencional, así que podemos alimentarlo y recargarlo mientras funciona, utilizando desde su propio alimentador hasta un puerto de ordenador, o incluso esas pequeñas baterías extras que muchos ya usamos para nuestros móviles.

Por si esto fuera poco, el receptor es capaz de identificar la alimentación fantasma que proporcionan los conectores XLR de las cámaras, y así es capaz de apagarse y encenderse cuando detecta que hemos apagado o encendido la cámara. Y además darle instrucciones al emisor para que también se quede en modo “sleep”. Porque lo de emisor y receptor es un decir, y entre ellos hay una comunicación permanente. Esto hace que las 5 horas de autonomía nominal del receptor, y las 10 del emisor, se conviertan en muchas más, en función de nuestra operativa con la cámara.

En el caso del micro de mano, el emisor, no se puede recargar la batería mientras se utiliza, ya que el conector de carga queda dentro del cuerpo del mango sin acceso al exterior. Aunque sus 10 horas de autonomía parecen más que suficientes para cualquier jornada de trabajo.

En el caso de contar con varias parejas en el mismo entorno, cada una encontrará un canal libre para no producir interferencias entre ellas, y  las identificaremos con una breve pulsación en el botón “pair” (emparejamiento) que hará que parpadeen los leds de cada pareja. Y si hacemos una pulsación larga en cualquier nueva pareja de emisor y receptor, liberarán a su anterior pareja y quedarán emparejados entre ellos. Y por si fuera poco, Sennheiser lo ha diseñado para que puedan convivir hasta 12 parejas simultáneamente en el mismo entorno con las frecuencias que se utilizan para Europa (sólo 8 en el caso de EEUU).

Los canales están encriptados, lo que facilita que la señal no pueda ser captada por otro sistema que no sea el nuestro, garantizando, además la “confidencialidad” en la transmisión. Transmisión que siempre será punto a punto, es decir, que no se puede emparejar más de un emisor al mismo receptor, ni varios receptores al mismo transmisor. Siempre de uno en uno.

Otra de las características importantes en estos equipos es su alcance. Este supera los 30 metros en condiciones normales, es decir, mientras no haya obstáculos. Pero claro, ¿qué obstáculos tendremos si se supone que estamos rodando y necesitamos ver a nuestros protagonistas?. Ninguno, claro. Y la latencia, el tiempo de retardo que se puede producir por todos los procesos intermedios desde que se produce el sonido hasta que llega a nuestra cámara es de sólo 19ms, 19 milésimas de segundo, claramente inferior a la duración de un frame de vídeo, lo que asegura que el sonido siempre estará perfectamente sincronizado con nuestra imagen.

En definitiva, se trata de un equipo de última generación, que aprovecha lo último en tecnología. Pensando en los modernos operadores tipo ENG ó reporteros, que cada vez con más frecuencia deben trabajar solos, cumple con sus objetivos de forma sobresaliente: inmediatez de uso, configuración innecesaria en la mayoría de los casos, fiabilidad, enormes márgenes dinámicos, y todo ello con una calidad de sonido impecable.

 

INFORMACIÓN ADICIONAL DE CANALES EN LA BANDA DE UHF Y FRECIENCIAS ASOCIADAS

Es importante reseñar que ninguno de estos equipos se ve afectado por el dividendo digital, proporcionándose esta información sólo como complemento de interés para todos aquellos que aún utilizan sistemas inalámbricos comercializados con anterioridad al cambio de normativa.

La banda de frecuencias en las que sí puede seguir operando la microfonía inalámbrica sin interferencias, son los canales del 21 (470-478MHz) al 59 (774-782 MHz).
La banda de frecuencias en las que con bastante probabilidad presentarán problemas los antiguos sistemas de microfonía inalámbrica, son los canales del 60 (782-790MHz) al 69 (854-862MHz).

 

Txt: Luis Pavía

Panasonic amplía su
Albalá Ingenieros s
Rate This Article: