HomeEn portadaVívaro Media. La emoción de un Mundial: garantizada

Vívaro Media. La emoción de un Mundial: garantizada

Que todos los goles del próximo Mundial de Catar sean celebrados —o lamentados— simultáneamente en todo el mundo es una cuestión de suma importancia para mantener la trepidante acción de una competición como esta. Precisamente, esta es la labor de nuestro entrevistado: Vívaro Media. La empresa, de origen mexicano basada en Canadá, es la encargada de llevar las señales generadas en este evento mundial hasta muchos países de América y Europa. Para ello, según su CEO, Daniel González, han acondicionado su extensa red de transporte de vídeo hasta unos términos inauditos. Recuerden que cuando la emoción de un partido se vive simultáneamente en Santiago de Chile y en Bruselas, es gracias a la transmisión por fibra que Vívaro Media ha garantizado.

 

¿Qué es Vívaro Media?

Somos una empresa de Montreal, Canadá. La compañía tiene más de 20 años de experiencia como operador de servicios de transporte de vídeo. Somos parte de un conglomerado mexicano de Monterrey. Antes era el grupo Marcatel, hoy en día es Vívaro. Es una empresa dedicada a las comunicaciones.

Nuestra división, que es Vívaro Media, tiene un par de subsidiarias en Chile desde las que hacemos toda la contribución de vídeo por fibra entre los estadios de la primera división de fútbol y las productoras. También contamos con una productora de deportes que hace servicios a nivel internacional y también está basada en Chile.

Vívaro Media ha construido una red de fibra a lo largo de los años. Está especializada en el transporte de vídeo. Esta red está distribuida en más de 20 países.

Los eventos que distribuimos son encuentros deportivos como la Liga Brasileña o la Argentina. También hacemos contribuciones de muchas ligas latinoamericanas hasta Europa. También hacemos el servicio inverso, traemos a América ligas europeas.

Por último hacemos la producción para la Champions League en México a través de los servicios que ofrecemos con nuestra productora.

 

 

¿Cuál es la infraestructura que habéis desplegado en Catar?

Nuestros servicios para la FIFA se cuentan desde el año 2006, año en el que dimos servicio a la distribución en el Mundial de Alemania. Desde entonces, y como una novedad, trajimos las señales por fibra hasta los centros de producción de cada uno de los broadcasters en lugar de hacerlo por satélite.

Esto otorga muchos beneficios, entre ellos, la latencia. El transporte de la señal es mucho más rápido que en el satélite. También otorga mucha confianza y seguridad. Con la fibra no tienes problemas derivados del clima, solar flairs y ese tipo de situaciones.

Con el tiempo hemos evolucionado en este tipo de soluciones. En aquella época las transmisiones eran en resolución SD. En el 2010 empezamos a transportar vídeo en HD. Para el 2018 ya estábamos sobre resolución 4K o UHD.

Nuestros clientes están distribuidos en las regiones de Latinoamé-rica y de Europa. Para el caso particular de Catar hemos cerrado contratos con 18 broadcasters de sitios como Bélgica, Holanda, Sudáfrica, Brasil, Argentina, Ecuador, Uruguay, Colombia, México y el mismo Canadá.  Pero lo que hemos hecho es realizar un producto a medida. Nos hemos adaptado a la cantidad, la forma y el fondo de las señales que necesitaba cada cliente.

 

¿Cómo funciona vuestra transmisión del Mundial de Catar?

Se despliegan equipos en el origen y en el destino. Estos equipos están destinados a la codificación de las señales y a la administración para poder hacer el transporte. Para los 18 broadcasters del evento, armamos 44 routcases y en ellos tenemos todo el equipo de codificación, el switching, el monitoreo, etc., diseñado para cada cliente.

Todos los servicios han sido probados antes en nuestra base, en Montreal. Se hace un staging: configuramos los equipos como si estuvieran listos para transmitir. Simulamos la conectividad a través de fibra e instalamos y probamos los servicios durante mes y medio, en nuestro caso agosto y septiembre. Cuando está todo listo, se cierran los routcases y se envían.

Uno de los mayores retos que nos estamos encontrando es surtir estas soluciones a los destinos. Ya sabes que la logística y el envío de suministros se encuentran en una crisis. Nos hemos anticipado y, actualmente, ya casi todos los equipos están en sus respectivos destinos. El único envío que aún se encuentra en tránsito es la entrega de Catar. Es una entrega mucho más grande.

Cuando llegue, los equipos se instalarán en cada una de las oficinas que tienen estos broadcasters en el IBC de Doha. Desde este centro broadcast salimos con enlaces de alta capacidad hacia Londres y hacia Fráncfort. Hay un cliente que también pidió una conexión en una ciudad asiática. Esta forma de diversificar nos da diversidad. En estos centros recibimos las señales y las ruteamos por toda nuestra red. Todo lo hacemos con un core de fibra que está doblado, es decir, todas las rutas tienen, por lo menos, una ruta adicional de respaldo.

Esta forma de trabajar ya está muy asentada para nosotros. Tenemos los procesos muy claros: tenemos equipos dedicados a la logística, a la obtención de acreditaciones y la administración, que resulta ser muy estricta en Catar; etc. También hemos tenido que hacer un esfuerzo en la gestión de nuestra red. Ese despliegue habitual no es suficiente en esta ocasión, hay un equipo que se encarga de contratar decenas de enlaces con decenas de diferentes proveedores para poder hacer todas nuestras interconexiones.

Para crear esta solución, el principal proveedor de tecnología para nuestro network es Netinsigt, en concreto equipos Nimbra. Todos estos equipos de codificación están interconectados con un sistema de gestión propio, desarrollado internamente. Le llamamos NMX. Por ejemplo, si nosotros quisiéramos hacer una transmisión desde el punto A al punto B, este software hace el cálculo de la ruta, revisa la disponibilidad y reserva los recursos para hacer la transmisión. El sistema detrás de esta solución está basado en microservicios en la nube propia con redundancia en varios servidores de distintos sitios.

 

 

¿Sería capaz la nube, en un futuro, de distribuir todas estas señales en lugar de la fibra habitual?

En el caso de las soluciones de vídeo, actualmente existen dos retos principales: baja latencia y alta disponibilidad. La nube no es algo etéreo, es un data center. Para poder superar esos retos, cuando tienes que hacer un transporte, tienes que garantizar las capacidades en el origen y el destino. Si lo hiciéramos a través de Internet público, no podríamos garantizar la seguridad. Para solventar esto debes añadir capas de seguridad aumentando la latencia. Por lo tanto, hacerlo en la nube traería algunos beneficios económicos, pero también acarrea algunas desventajas como la latencia, por ejemplo.

Nosotros usamos la nube para ciertas aplicaciones puntuales. Por ejemplo, suministramos una solución que evita las comunicaciones por satélite. Lo que hacemos es colocar un botcase que envía las señales a través del Internet público y de la red móvil para hacer la transmisión ininterrumpida, gracias a la combinación de ambas redes. Para ciertos partidos funciona perfectamente, sobre todo cuando necesitas que la latencia no sea tan crítica. Como la Copa del Mundo se distribuye por todo el mundo, la latencia es sumamente importante.

 

¿Y una nube privada?

Nuestra red ya funciona en realidad como una nube privada especializada en la transmisión de vídeo. Son enlaces privados de ancho de banda grande. Esa red te interconecta con telepuertos.

 

 

¿Qué innovaciones habéis introducido en esta edición de la Copa del Mundo?

Hemos desplegado una solución que cada vez piden más los clientes y que tiene su origen en la solución que combina Internet público y la red móvil. Se llama hitless y garantiza que no haya interrupciones. En la red de fibra siempre hay caminos alternativos para llevar tu transmisión. Con esta solución mantienes una baja latencia mientras que evitas un salto en la transmisión si una de las rutas por las que se distribuye la señal se viese afectada por alguna razón. Lo que hace es mezclar dos señales iguales, por ejemplo, y siempre entrega una señal única sin artefactos. La fusión y restructuración de ambas señales se hace en el destino.

Otra solución que hemos desarrollado es una herramienta para la codificación de las señales. Una cámara transmite una señal a 1,5 Gb por segundo. Cuando transportamos esa señal, normalmente pasa por un proceso de codificación porque ese ancho de banda es demasiado amplio como para hacerlo eficiente y poder transmitirlo a largas distancias. Para precisamente esto casos suele ser necesario rebajarla a anchos de banda de 40 Mb o de 100 Mb. Para hacer esta compresión usamos el protocolo MPEG4 o JPEG 2000. El primero optimiza el ancho de banda pero tiene mayor latencia que el segundo, el cual necesita de un mayor ancho de banda. Esto lo tenemos en cuenta según los requerimientos del cliente. Hay codificadores de MPEG4 que son de ultra bajalatencia y te permiten hacer la codificación en tres cuadros, resulta ser menor que 100 ms.

También estamos implementado soluciones para resoluciones de 4K y UHD.

 

¿Cuál es la infraestructura que os permite gestionar esta red?

Nosotros contamos con un centro de gestión en Montreal. Tenemos los recursos humanos y técnicos para hacer que todas estas señales fluyan desde el origen hasta el destino adecuado.

En el envío a Doha que te comentaba anteriormente, también se está incluyendo la infraestructura que nos permitirá crear otro nodo allí.

Actualmente ya hay otro centro de control de red o nodo en la Ciudad de México que sirve de respaldo para el de Montreal.

Todo lo gestionamos a través de nuestra herramienta NMX y de Nimbra Vision, que es el sistema propio de Netinsight.

 

 

¿Cómo habéis realizado la integración entre vuestras soluciones y las de terceros?

Cada elemento nuevo que llega a nuestra red tiene que ser integrado con nuestro sistema de gestión NMX. Es un trabajo que hacemos para garantizar que la red que tenemos desplegada en todos estos países funcione.

 

¿Cómo habéis garantizado la seguridad de las señales?

Es una red propia y privada. Por lo tanto está aislada. Entonces no hay manera físicamente posible de que nadie intervenga en nuestras señales. Las rutas están definidas y no pasa por Internet. Prácticamente es como si tuvieras un cable entre Doha y cada uno de los centros de producción. No hemos tenido que introducir sistemas de seguridad, por ello ganamos en velocidad. Condición indispensable hoy en día en la sociedad de la información.

Por otro lado, todas las transmisiones tienen respaldo tanto de enlaces como de equipos. Los equipos fallan. Esta es una condición sine qua non. La importancia está en cuán rápido puedas responder ante esta falla. Si uno de los equipos falla, te quedas sobre el respaldo. Pero qué pasaría si también el backup falla. Por ello siempre llevamos equipos adicionales. Pero, ¿qué pasa con aquellos sitios que no están conectados con nosotros?

Esos sitios que no están conectados los podemos alcanzar a través de cuatro puntos, dos en América y dos en Europa. Son hubs de Internet de alta capacidad con equipos para hacer recepción o transmisión de señales de vídeo utilizando el protocolo SRT. Por ejemplo, cuando te mencionaba que hacíamos la retransmisión de la Liga Brasileña a muchos clientes los entregamos a través de esta nube privada. La contribución a estos centros llega a través de nuestra red de fibra y, después, llega de forma directa a nuestros clientes por la nube de forma directa.

Al final siempre depende de las necesidades de nuestros clientes. En ocasiones quieren que les mandemos la señal en portugués, en 720 en lugar de 1080 o en distintos formatos, como el americano o el europeo. Los equipos que gestionan estas funciones están en Nueva York, en Miami y en Montreal. Tanto la conversiones de norma como el mapeo de los audios. Una vez que las señales están en la red las podemos llevar a cada uno de nuestros equipos para distribuirlas a los hubs con las características específicas que queramos. Cada vez hay más broadcasters que tienen capacidades para recibir señales en SRT y, si no las tienen, también podemos ofrecerles equipo para que las reciban.

 

 

¿La orquestación de la red se realiza de forma automática o se destinan recursos humanos?

La programación requiere recursos humanos y resulta sumamente compleja. Pero estamos trabajando en una versión del NMX para que sea el dueño de los derechos quien programe su recepción. Lo estamos haciendo a través de una interfaz que despliega un menú y a través de esa selección, pueden elegir las condiciones de la señal. Nuestro objetivo es hacer sencillo lo sumamente complejo.

 

¿Qué capacidades os brindaría el 5G en esta forma de trabajar?

Lo usamos habitualmente en las contribuciones que realizamos por Internet. En toda la infraestructura relacionada con Catar no hemos desplegado nada por esta red, pero cuando tenemos necesidades puntuales que se desarrollan poco en el tiempo, donde no podemos acceder por fibra y donde el satélite sale muy caro, distribuimos con bonded celular. En estos casos garantizamos la señal al conectarnos por Internet y por bonded celular, como mencionaba antes. El bonded celular puede ser 4G o 5G, claro.

Cuando quieres hacer una transmisión tiene una ventaja ir por satélite, a menos que haya lluvia. En el satélite no hay nada más que dos elementos en la cadena. En una red de fibra tienes muchos elementos, por ellos tienes que activar dos elementos de transmisión. Es decir, desde un estadio, para poder sustituir el satélite nosotros siempre usamos dos mecanismos de transmisión, ya sea Internet o fibra más el bonded celular. Y si es 5G en lugar de 4G mucho mejor porque te va a dar ancho de banda.

Otro elemento que hemos empezado a usar es el famoso Starlink. Nuestra filial asentada en Santiago ya lo está usando como otro mecanismo de transmisión. Aunque seguimos compaginándolo con una solución más de transmisión simultánea. La experiencia hasta ahora ha sido muy satisfactoria, pero claro la red aún no ha llegado a un nivel de saturación. Hay que ver cómo se desarrolla en el futuro.

 

 

¿Vais a intervenir en la producción de contenidos para el Mundial?

Hemos desplegado cámaras y mochilas, hasta 100 unidades disponibles. Somos agnósticos, pero tenemos muy buena relación con varias compañías de que nos proveen de estos servicios, destacaría LiveU, TVU y con MobileViewpoint. Todos estos equipos tienen características distintas, lo que nos permite ofrecer soluciones distintas para diferentes clientes.

Al respecto de las cámaras, en algunos casos hemos mandado cámaras nuestras y, en otros, contratamos el material para la ocasión. Nuestra subsidiaria de producción, Vívaro Vídeo tiene mucha relación con Sony.

Estos servicios no tienen nada que ver con la retransmisión de los partidos. Nuestro objetivo es proveerlos para el news reporting.

 

¿Cuál es el futuro que tiene por delante Vívaro Media?

Seguimos trabajando, como mencionaba antes, en nuestro software de gestión NMX. El objetivo es cada vez hacerlo más accesible y amigable.

Por otro lado, trabajamos en soluciones que toman cada vez más fuerza. Nos estamos volcando con la producción remota. En lugar de llevar un camión de producción al estadio, llevas simplemente un pequeño rack, las cámaras y los camarógrafos. Todas esas señales te las traes hasta tu centro de producción y, desde allí, haces el intercom, la mezcla de vídeo, la mezcla de audio, los gráficos, etc. Nuestro principal caso de éxito en este campo ha sido la producción REMI de la Liga Profesional de Baloncesto. También hemos desarrollado la producción de doce disciplinas en los Juegos Panamericanos Junior en Cali.

A nosotros, implementar este modo de trabajar nos ha permitido fusionar las partes de producción y de transmisión. Para el cliente, al final, es un servicio completo desde la cámara hasta la entrega de la señal. De hecho, nosotros ya ofrecemos servicios para realizar plataformas OTT y nuestro objetivo es siempre distribuir el contenido que ahora producimos, ya sea a otras partes, o a una ventana de distribución digital propia.

Como proyectos de futuro, vamos a hacer la cobertura de los Juegos Panamericanos durante el 2023, que van a ser en Chile. Nuestro plan es precisamente realizar producción remota.

ETIQUETAS:
La experiencia de Me
La región de Murcia