HomeEn portadaWarner Bros. Discovery / Eurosport. Eficacia y flexibilidad paneuropeas

Warner Bros. Discovery / Eurosport. Eficacia y flexibilidad paneuropeas

Por Javier Tena

 

En este número os ofrecemos el detalle de una de las instalaciones de la televisión moderna más interesantes de España. Se trata del centro de producción regional de Warner Bros. Discovery / Eurosport en Madrid, cuya responsabilidad de operación recae en Laura Martín.

Esta compañía tiene el plan de crear un macrohub europeo que funcione como una red de centros de producción que generen contenido y compartan recursos entre sí en tiempo real sobre infraestructura de redes IP. El proyecto sigue en marcha, pero ahora mismo la arquitectura sobre fibra funciona y permite ya conectar simultáneamente salas de realización, playouts, controles de sonido y platós tan distantes como los de España y los de Polonia.

Los objetivos son ambiciosos. Se trata de alcanzar la máxima eficiencia y la mayor flexibilidad para los Juegos Olímpicos de 2024. Antes, el proyecto regional español ya se habrá abrazado la producción virtual. Veamos qué pasos van a seguir para asegurar tan altas metas.

 

¿Con qué recursos cuenta y hacia qué producciones los destina Warner Bros. Discovery / Eurosport España?

Las instalaciones de Warner Bros. Discovery, empresa de la que también forma parte Eurosport, están compuestas por un control de producción, un plató con 200 m2 de superficie aproximada y un control de sonido. Básicamente, para lo que usamos estos recursos es para producir programas, la mayor parte en directo, que van a ser insertados en los canales lineales Eurosport 1 y Eurosport 2.

Durante esta temporada y en proyección para la siguiente, tenemos un acuerdo de exhibición en exclusiva de la UFC. Para acompañar los combates, desarrollamos un programa semanal que se emite todos los sábados. Aparte, Eurosport está muy enfocado, en cada región y particularmente en España, en el ciclismo y en el tenis. Realizamos un programa diario durante el Australian Open, que será en enero; en mayo y junio nos encargamos de Roland Garros; y del US Open que es entre agosto y septiembre. En el caso del ciclismo, tenemos tres grandes competiciones: el Giro de Italia, la Vuelta a España y el Tour de Francia. En estos casos también hacemos un programa diario para generar más contenido alrededor de lo que ha pasado en cada etapa.

Para realizar esos programas, usamos los recursos del control de producción, el control de sonido asociado —nos comunicamos a través de intercoms de Riedel con los operadores—, y el plató de televisión. En él, se ha desplegado un set físico que se personaliza para cada deporte, pero pronto tendremos un set virtual.

Además de lo comentado, las capacidades y recursos van más allá. Tenemos dos MFR o salas multifunción. Estas salas nos permiten hacer realizaciones o contenidos en los que necesitemos insertar gráficos, replays —por eso tenemos LiveTouch de Grass Valley e infraestructura de Vizrt en esas salas—, además de la conmutación entre señales. Por ejemplo, la personalización que hacemos para Eurosport 2 durante las primeras semanas de estos eventos la hemos customizado nosotros en esas salas buscando siempre a los héroes locales en cada región.

Estas dos salas multifunción también se dedican a realizar la personalización, o ventanas locales como lo llamamos en la casa, de deportes que compramos en exclusiva como el judo o la Copa Africana de Naciones que distribuimos hace cuatro años. Enriquecemos la señal internacional con comentarios y grafismos para el público local en esos casos.

Luego tenemos una sala PMR (Production on Pan Mix Room) y otra sala llamada DMR (Digital Mix Room). Estas dos salas están destinadas a hacer la mezcla de los comentarios realizados en nuestras cinco cabinas de locución. Su destino son los canales lineales, caso de uso de la PMR, o para las ventanas digitales de Eurosport App (ESApp), donde se usa la DMR. Para aclararlo, el término on Pan que acompaña a la PMR se refiere a una categorización que se hace en Eurosport. Se definen así los contenidos que van dirigidos a la audiencia europea, en diferenciación con los que van dirigidos a una producción local.

Este sistema, pese a las limitaciones en los recursos, nos ha permitido ser muy flexibles cuando se han dado situaciones de multieventos o eventos desarrollándose simultáneamente. Por ejemplo se nos han juntado competiciones de tenis o de ciclismo con los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020 o JJOO de Invierno de Pekín. De hecho, en el caso de Tokio 2020 desarrollamos diez canales POP-UP para Telefónica de forma exclusiva y todos ellos iban comentados. Pues, como decía, todo ese contenido se ha emitido en español en los canales lineales o digitales. En estos casos, lo que hemos hecho es aumentar las capacidades técnicas y construir locutorios para dar cabida a todas esas señales. En la zona de la redacción hicimos locutorios ad hoc, aislados y con el equipamiento pertinente. Ese equipamiento ya no tiene uso a día de hoy, se instaló para la ocasión y se desinstaló al terminar. Para los eventos que siempre coinciden en el tiempo, como es el caso del Giro de Italia y Roland Garros en Francia, a los locutores les posibilitamos un sistema de comentarios en remoto.

 

 

¿Cuáles son las características de este sistema en remoto?

Es un desarrollo que ha hecho Eurosport sobre software. Se ha incorporado un player de vídeo que permite al comentarista ver las señales de Eurosport, debajo del player hay codificadores que envían la señal a la casa y luego también hay una herramienta de sonido. Solo trabajamos con una pequeña caja de hardware que nos permite introducir los auriculares en el ordenador de una forma más broadcast, para que no sea con USB. Básicamente es una interfaz con una tarjeta de audio.

 

Entonces Eurosport tiene su propio equipo de innovación y desarrollo técnico, ¿verdad?

Sí. La estructura de GTO (Global Technology Operations) se divide en dos ramas. Una es la de operaciones y la otra ingeniería. Dentro de la parte de ingeniería hay perfiles de desarrollo que trabajan en distintas aplicaciones. De hecho, todas las instalaciones técnicas que hay en España, las que son objeto de esta entrevista, han sido desarrolladas e instaladas por Discovery. El espacio es de Overon, parte del Grupo Mediapro, así como algunos de los profesionales que las operan porque tenemos un acuerdo de alquiler de espacios y de operación asociado. Todo el equipamiento técnico y la ingeniería que hay detrás está diseñada y acometida por Discovery; concretamente, es un desarrollo ideado por los ingenieros de central en colaboración con los ingenieros regionales españoles.

 

¿Cuáles son las labores concretas de Laura Martín?

Soy la responsable técnica para España y Portugal. Llevo la supervisión técnica de los canales que se emiten tanto en España como en Portugal. Concreta-mente, en España: DMAX, Discovery Channel, Eurosport 1, Eurosport 2. En el caso de DMAX y DKiss tenemos un acuerdo de entrega de contenidos, junto con las empresas que son propietarias del multiplex, y supervisión técnica. En el caso de Portugal, tenemos Eurosport 1, 2, Discovery Channel, TLC e ID.

Con este background, mi rol es supervisar el funcionamiento correcto de los canales, ayudar a los departamentos de negocio, producción, ad sales de España y Portugal a desarrollar nuevos proyectos o cubrir las necesidades que tengan estos canales.

Por ejemplo, en el caso de departamento de producción de Eurosport: cuando vino la pandemia encontramos la necesidad de que teníamos que dejar de trabajar on-site. Nosotros antes y ahora, pues ya hemos vuelto 100% on-site, trabajábamos en las oficinas. ¿Cómo hacíamos para hacer una entrevista a Rafael Nadal si no podíamos desplazarnos hasta Roland Garros? La empresa inventó el concepto de teleportación y, con las capacidades técnicas de realidad aumentada que tenemos en Londres, conseguíamos localizar al entrevistado y al entrevistador en el mismo sitio. Mi labor se basa entonces en conseguir que en Eurosport 1 se viese a Alex Corretja, nuestro colaborador en España, junto a Nadal, que estaba en Francia, mediante el equipo de realidad aumentada que está desplegado en Inglaterra.

También llevo la supervisión, como comentaba antes, de los servicios que están externalizados, como nuestra relación con Overon. Esta empresa no desarrolla una televisión al uso donde hay más de cien personas trabajando, sino que somos dos personas del departamento técnico de Discovery y el resto de recursos están externalizados.

 

 

Es cierto que no es un canal al uso, porque además tiene la idiosincrasia de ser una cadena de televisión europea, ¿cómo funciona este concepto de hub internacional?

Aquí hay parte que está localizada en las regiones, como podría ser el departamento técnico español al que pertenezco, y una gran parte que está centralizada. Por ejemplo, la parte del playout está centralizado para todas las regiones. Sus instalaciones y equipos se encuentran en París y en Londres.

De hecho, en esta compañía cada vez se tiende más a la centralización. Nosotros, por ejemplo, cada vez que queremos abrir una ventana de distribución tenemos que acudir a terceros. Ese servicio nos lo está dando Overon. Pero es cierto que estamos inmersos en un proceso de para centralizar también ese servicio.

 

¿Qué ventajas os aporta centralizar la apertura de ventanas de distribución?

Sobre todo, optimización de recursos y la creación de recursos entre países. Si te das cuenta, se trata de la misma filosofía. Este tipo de producción nos permite hacer contenido que enriquece nuestros canales a nivel local. Hacemos programas de estudio, podemos hacer producción propia de un evento de ciclismo, de boxeo, etc. Pero también esta forma de trabajar nos permite optimizar recursos en emisiones internacionales. Por ejemplo, Discovery cuenta con los derechos de emisión de judo en España, Alemania y Polonia. Si se llega a un acuerdo editorial, esa producción se puede hacer en España, en una de las salas que he mencionado antes, y resultar válida para los tres países. La tecnología nos permite un ahorro en los recursos y los costes.

 

En ese caso, ¿cada una de las regiones tendría que hacer una aportación para la personalización?

Depende. Se puede llegar a un acuerdo en el que la personalización igual no es tan importante para la región destino porque, a lo mejor, no tiene un talento que pueda comentar ese deporte a pie de pista. Quizás la única personalización que quiere hacer esa región es la inserción de repeticiones, por tanto, muy genérica y perfectamente realizable desde un centro regional.

Si se quisiera hacer una customización dedicada, se podría hacer con los recursos de los que dispone cada región. Por ejemplo, en Roland Garros, nosotros no podemos pensar en hacer una customización que se pueda compartir con Reino Unido, porque no tienes tanto que ver.

 

Y también dependerá de las características de la audiencia en cada región, ¿verdad? No será lo mismo emitir un deporte específico en un país con una gran base de fans que en otro donde no tiene seguimiento.

Claro, también depende de eso. Al final, lo bueno que tiene este proyecto es que todo lo que necesitaba el departamento de producción de Eurosport, tanto a nivel global como local, se puede hacer a día de hoy. Antes estábamos encorsetados por la tecnología que teníamos.

Hoy día tenemos la sensación de que aún nos queda mucho recorrido para alcanzar el límite de lo que hemos implementado. Se pretende hacer una producción de los Juegos Olímpicos de París 2024 con unas exigencias editoriales muy elevadas.

 

 

¿Cuál es la evolución cronológica de esta instalación soñada?

Yo llegué hace casi siete años. Antes de la supervisión técnica estaba más centralizada y se llevaba desde Italia. A medida que se alcanzaron acuerdos en España y Portugal y se adquirieron nuevos derechos deportivos se forzó la necesidad de que un perfil técnico se encargara de las necesidades locales que hemos repasado.

Esta expansión y, al mismo tiempo, concreción de los servicios, apareció porque Discovery compró Eurosport. Y cuando eran una misma empresa, compraron los derechos deportivos de los Juegos Olímpicos para toda Europa. Cuando llegué, de hecho, el proyecto más grande era hacer la producción de Pyeongchang, Corea del Sur, en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. Tuvimos que externalizar servicios con Overon para tener más infraestructura.

Eurosport va a ir cambiando de forma paulatina con un crecimiento exponencial de los derechos deportivos locales y europeos. Ese era el plan cuando me incorporé. Esto era algo que antes nunca había pasado. Es cierto que antes sí que habíamos tenido los derechos de exhibición, pero nunca antes de producción.

Lo interesante es que esas previsiones se están cumpliendo. Cuando yo llegué aquí, solo había una sala de producción y tres cabinas de locución. Hace dos años se planteó la ejecución de este proyecto a nivel local para llegar antes de Tokio 2020 con la infraestructura técnica preparada.

 

¿Existe el objetivo de crear un hub de producción europeo centralizado mediante la tecnología de las comunicaciones y deslocalizado al mismo tiempo en los recursos de producción? Es decir, que funcione como una red.

A día de hoy, España tiene algo que es nuevo. Tenemos las capacidades técnicas para hacer contenido localizado de forma simultánea en todos nuestros canales. En el futuro, hay un objetivo planteado para este proyecto. Se quiere llegar a hacer que las regiones también sean productores de contenidos para otros países. Pero eso es algo que está planteado, pero aún no se han dado esos pasos. Por lo tanto, sí, ese es el objetivo. También se planteó la idea de que este control de realización que tenemos en España pueda estar realizando una producción de otro país. Pero aún eso no se ha conseguido hacer.

 

Volviendo a la pandemia. Los modos de producción cambiaron y vosotros tuvisteis que adaptaros al trabajo en remoto. Ahora ya estáis de vuelta al presencial. ¿No ha quedado nada en vuestra forma de trabajar que fuese consecuencia de la pandemia?

Por ejemplo, el software de comentario en remoto no estaba preparado cuando llegó la pandemia. Es algo que se desarrolló posteriormente. Lo cierto es que estaba previsto en el plan de Discovery. Se quería dotar de las capacidades técnicas a los centros de producción para que los comentaristas pudieran realizar su trabajo en remoto. Pero la pandemia precipitó este desarrollo. Salimos satisfactoriamente del paso, pero hemos ahora hemos vuelto a las instalaciones en un 98%. Lo cierto es que hacer los comentarios en las instalaciones nos ofrece una garantía que no tenemos si se hacen desde casa. Esto es una realidad. Aquí hay personal técnico, hay un backup, es decir, tenemos la capacidad de responder rápido ante los posibles problemas.

La edición, por ejemplo, se rediseñó para el remoto a través de un Media Asset Management Central en la nube de Grass Valley. Nos permitió poder acceder a todas las señales que pasan por Eurosport, todas quedan grabadas, por lo tanto, podemos acceder en remoto. Nos salvó durante la pandemia. Pero ahora, si necesitamos hacer una edición, el 95% de las veces los editores vienen al centro.

Pocas cosas se han quedado de la pandemia. Pensamos que la resiliencia y la garantía de emisión es más satisfactoria si el profesional está en su centro de producción.

Esta conclusión va en contra del pensamiento generalizado en la industria de que los modos de producción en remoto y técnicas que se implantaron en la pandemia se han quedado en nuestra forma de trabajar.

Es cierto, está pasando, pero yo no soy partidaria de que eso suceda. Aquí trabajamos con conexiones de Zoom en los programas de plató. Esas señales van a tener peor calidad que una con calidad broadcast generada en nuestro centro. Nos pasó durante la pandemia: si llega un contenido que pensamos que no es emitible por calidad, siempre tenemos otros contenidos por emitir. Es decir, siempre hay una alternativa. Yo apuesto por un filtro previo de calidad de emisión y no conformarnos con niveles de calidad menores por lo que trajo la pandemia.

 

Al final, siempre depende del contenido…

Por supuesto, si tienes a Alejandro Valverde al final de LaVuelta en la última edición en la que va a competir en una zona con mala cobertura desde la que nos llega una imagen de peor calidad, seguro que la emitiríamos. Se le da siempre prioridad al contenido. Pero no hemos rebajado nuestros estándares de calidad como consecuencia de la pandemia.

 

 

¿Cómo funcionan las conexiones entre toda esta infraestructura técnica?

Toda la técnica instalada en España está basada en el modelo SMPTE 2110. Tenemos dos grandes hubs, uno en los Países Bajos y otro en Londres. El proyecto se ha construido en base a la ingeniería y la relación de marcas diseñada por Eurosport. Todas las sedes son iguales en cuanto a fabricantes, pero no en cuanto a la envergadura y las capacidades técnicas. En España solo tenemos un PCR; sé que en Alemania tienen dos o tres. Los corazones de las máquinas están en los dos grandes hubs europeos y lo que se instala en las regiones son las interfaces y el equipamiento que nos permite conectarnos a esos núcleos.

Por ejemplo: en España tenemos cuatro cámaras. Las señales que producen viajan hasta los hubs, mediante las interfaces que tenemos aquí de las mesas de vídeo y de repeticiones de Grass Valley, de control de sonido y mezcla para los comentarios de Lawo, de gráficos de Vizrt, etc.; las realizamos en el centro de producción y, finalmente, la señal de salida se emite desde los hubs.

Aquí tenemos racks de IP, es decir servidores para que todo esté conectado. Trabajamos con una red WAN que comunica España con los dos hubs. Son dos hubs porque nos permite trabajar con redundancia ganando en resiliencia y capacidad de backup.

Esta red es privada y exclusiva de Eurosport, tenemos contratados 10 GB, está redundada, tiene doble anillo. Toda la ingeniería de red está diseñada, gestionada, construida y supervisada por Discovery, aunque nos apoyamos en teleoperadores regionales.

 

¿Qué experiencia os ha dado este sistema?

Por ejemplo, podemos compartir recursos en directo. Esta infraestructura nos permite, si Álex Corretja está en el US Open haciendo entrevistas y nosotros estamos en el plató en España, hacer una conexión entre nuestro plató y Álex. Lo va a poder hacer porque con esta tecnología vamos a recibir audio, vídeo y lo vamos a entregar.

Otra forma de compartir recursos sería, por ejemplo, en una final de Roland Garros. Si, por ejemplo, una de las regiones no hace su propia personalización y quisiera emitir una pieza con las reacciones de todos los comentaristas europeos al acabar la final, sería posible. Todas esas cabinas se graban en directo y se ingestan en el Media Asset Management. Desde esa ubicación en la nube a la que todos los centros tenemos acceso, podrían escoger esos momentos y realizar esa pieza con una edición de esas señales en directo. Siempre que tengamos derechos de emisión, todo lo que se emite en todos los países de Eurosport se puede capturar en cualquier región.

Como anécdota, nos ha pasado que nuestra presentadora española ha salido en un programa polaco por un error. Por lo tanto, también es cierto, que toda esta versatilidad tiene sus riesgos. Nuestra labor, también consistiría en tratar de minimizar la posibilidad de cometer esos fallos operacionales.

 

¿Cómo ha sido la experiencia en la integración de toda esta tecnología sobre IP?

Este proyecto lo ha hecho una empresa que se llama DB Broadcast. Es una compañía que trabaja con Eurosport a nivel central y a nivel local cuando se tiene que hacer un proyecto en cada región. La razón es que, como todas las sedes son iguales en cuanto a la arquitectura técnica, era más fácil para nosotros que el mismo integrador hiciera todas las sedes. Parte de esta empresa viajó hasta España para la instalación de cableado, la implementación técnica y la puesta en marcha. Después, esta empresa ha realizado con nosotros el acto del hangover, el traspaso de información, apoyándonos en las experiencias de otras regiones que ya habían abordado este proyecto.

¿Ha sido fácil? No. Lo que de verdad requiere un proyecto de este tipo es tener una documentación previa muy profunda para que la aplicación práctica de los flujos de trabajo operacionales sea sencilla. Esa documentación no existía en nuestro caso. Ese es uno de los hándicaps en los que estamos trabajando aún después de todo ese tiempo. Hemos salido adelante con el valor personal de los perfiles de los departamentos de ingeniería y operaciones que trabajan en Discovery. Lo cierto es que la empresa asumió un riesgo porque en el momento en el que cualquier perfil hubiera desaparecido del proyecto, este se podría haber visto comprometido. El deadline para poner en marcha el proyecto era Tokio 2020 y todos los perfiles se entregaron totalmente para sacarlo adelante. Terminamos de poner a punto el sistema a finales de mayo del 2021. A comienzos de junio, durante el Tour de Francia, salimos en marcha con el control de realización de España. Teníamos como backup el servicio de Overon que te comentaba antes, el que nos brindaba un plató y un control de realización convencionales. Pero no hizo falta. Funcionó sin ningún error de emisión. No nos hemos arrepentido de haber emprendido este proyecto y haber dado este paso adelante.

 

 

Comentabas que Warner Bros. Discovery tiene el objetivo de sacar el máximo potencial a esta infraestructura coincidiendo con París 2024. ¿Qué próximos pasos vais a dar?

Hay partes del proyecto que aún no se han realizado. Por ejemplo, la centralización del playout que mencioné anteriormente. Lo haremos también con Grass Valley. Por ello, este proyecto aún tiene recorrido en el futuro.

También, siendo sinceros, hay cosas que mejorar en la infraestructura. Por ejemplo, en España, aparte de la centralización del playout, también nos queda por hacer el virtual. Nuestra intención es abordarlo el año que viene, coincidiendo con el Australian Open. Este set lo vamos a hacer también con DB Broadcast, vamos a trabajar con Vizrt, con Mo-sys y con Moncada y Lorenzo. Las cámaras serán las mismas que tenemos para el plató y se implementará en ellas el sistema de Mo-sys para que funcionen tanto en el set virtual como en el set físico. Precisamente este mes da comienzo la integración de la instalación con el despliegue de cableado y conexiones.

 

Para conseguir esta meta, ¿os puede ayudar en algo la nube en el apartado de la producción?

La nube creo que nos puede llegar a ayudar más en la parte del playout y en la gestión de medios. En el escenario de producción de deportes en directo, a día de hoy y en Eurosport, no vemos cómo nos puede ayudar la nube. El uso que se hace para el directo es el Media Asset Mangement que mencioné anteriormente, al final, gestión de las señales. Y, de hecho, nuestro archivo está localizado en servidores en los hubs centrales.

Otro uso que ya hemos puesto en marcha está relacionado con el canal DMAX. Todo el playout está en la nube, pero es que el contenido del canal consiste en emisión en diferido. La única excepción son las finales y las semifinales de Roland Garros. Para ese evento directamente se hace una producción física en un control de realización y esa señal, después, se suben a la nube con un codificador.

Teniendo en cuenta la agilidad que necesita el deporte en directo, rapidez en la toma de decisiones, pasos a publicidad, etc., Eurosport no ha probado ni piensa en probar la nube para producir un evento deportivo en directo. Esa exigencia derivada de la gestión del directo, a día de hoy, no la soporta la nube. A lo mejor, podrías emitir una señal pura, sin personalización ni el enriquecimiento que hacemos en Eurosport. Pero yo veo imposible producir y realizar una señal de nuestras características de momento.

Nace Guadalajara Con
La CCMA expondrá en